La cantidad de menores de edad que trabaja en la ciudad de El Alto es de 30.000, de los cuales entre el 60 y 70 por ciento se desenvuelve en el comercio informal, según datos de la Asociación de Niños, Niñas, Adolescentes y Trabajadores (Asonats).

Esta cifra es una muestra, según la asociación, del incremento constante de la cantidad de niños que se gana su propio sustento. Un dato que da cuenta de ese crecimiento es que, entre el 2006 y 2011, la cifra de afiliados de esta organización subió de 200 a 3.000, es decir el 1.500 por ciento, según la presidenta de esta entidad, Mónica Callisaya.

José Luis Rodríguez, vicepresidente de la Asonats, dijo que según el Ministerio de Trabajo por día aumenta en 10 por ciento la cifra de menores de edad trabajadores.

“Se han manejado varias cifras sobre todo a nivel nacional, pero hemos podido ver que la carencia de una información precisa refleja la verdadera importancia que los menores y sobre todo los trabajadores tenemos para las políticas públicas”, señaló Callisaya, a tiempo de indicar que sus datos provienen de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Callisaya indicó que los niños, niñas y adolescentes trabajadores (NNAT) no están exentos de la explotación laboral, ya que se conocieron casos en los que sufrieron daños psicológicos, morales o físicos. “Hemos tenido compañeros que se cayeron, se lastimaron por malas posturas o grandes esfuerzos al levantar cosas pesadas como quintales o cajas de frutas”.

Para la representante de ese sector,  los derechos de los menores se ven vulnerados en “todos sus aspectos”: las jornadas de trabajo exceden las 8 horas, coartando los tiempos de estudio y diversión; los salarios son bajos y llegan de manera mensual a los 100 o 150 y excepcionalmente hasta los 500 bolivianos; las niñas son acosadas sexualmente, y en una generalidad corren peligro al trabajar de noche.

La concejal Marina Murillo, presidenta de la Comisión de Desarrollo Social del Concejo Municipal de El Alto, indicó que esta institución no  tiene una estadística real sobre la cantidad de los menores de edad que ganan sus ingresos.

“Cada semana desaparece un niño en la ciudad de El Alto y al verse solos deben ganarse la vida y buscar formas de subsistir y caen en situaciones peligrosas y lamentables”.

José Luis Rodríguez reveló que las menores de edad son víctimas de los proxenetas. “Lo que más preocupa es la prostitución en los menores; se han dado muchos casos en que compañeras nuestras han sido secuestradas y prácticamente obligadas a prostituirse en alojamientos, en bares, cantinas y diferentes lugares, pero no hay una respuesta de las autoridades al respecto, por eso las denuncias de las víctimas son pocas”.

100 almuerzos gratuitos

Apoyo

La Alcaldía de El Alto tiene un programa de dotación de almuerzo diario de manera gratuita a 100 lustracalzados, en instalaciones municipales ubicadas en la zona Santa Rosa, en el Distrito I, informó el oficial mayor de Desarrollo Humano, Elmer Acosta.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top