El Alto BoliviaCada día se producen en la carretera a Viacha cinco accidentes de tránsito debido al exceso de velocidad, imprudencia de los conductores o peatones, el deterioro de la ruta y la falta de señalización vial, se informó en la Policía.

“Otro factor importante causante para que ocurran cinco accidentes por día es que conductores ni peatones respetan las señales de tránsito”, señaló el subcomandante del Organismo Operativo de Tránsito de El Alto, teniente coronel Ramiro Magne.

La autoridad policial explicó que la ausencia de señalización donde se encuentran los reductores de velocidad o rompemuelles y en los puentes es otra de las causas para que los choferes pierdan el control de sus vehículos, debido a que se topan de súbito con esas barreras de concreto.

Estos reductores fueron instalados en 62 puntos a lo largo de los 22 kilómetros de la carretera, precisamente para evitar el exceso de velocidad y por consiguiente los accidentes. Sin embargo, sólo 12 de ellos, es decir el 20 por ciento, tienen señales de ubicación, de modo que están provocando un efecto contrario.

También la falta de indicadores para los estacionamientos provoca accidentes, pues los choferes detienen sus motorizados en cualquier lugar.

La autoridad policial explicó que por la avenida Ladislao Cabrera (nombre de la carretera a Viacha) circulan al día 80.000 vehículos, de los que 56.000 (70 por ciento) son de servicio público. De este grupo, 33.600 son minibuses.

El director de la Unidad de Servicios Públicos de Tránsito, mayor Richard Oblitas, manifestó que esta carretera junto a las avenidas Juan Pablo II y 6 de Marzo son las más peligrosas en la ciudad de El Alto, debido a la gran cantidad de motorizados que las utilizan.

Algunos tramos de la carretera a Viacha se encuentran deteriorados por la constante circulación de vehículos, entre ellos el sector de “la riel” en la zona Pacajes del Distrito 3, donde se verificó que la vía ya no tiene asfalto. También a lo largo de la ruta  existe una innumerable cantidad de huecos, que según Tránsito, provocan incidentes.

Oblitas detalló que “por ejemplo, en el sector de la intersección Viacha y avenida Litoral, se está creando una nueva parada de minibuses para que éstos den la vuelta hacia el cruce de Villa Adela o la Ceja, algo que no está permitido y provoca incidentes”.

Para intentar paliar esta situación, tanto la Alcaldía como Tránsito aseguraron que hacen esfuerzos. La Dirección de Tráfico y Vialidad del municipio  anunció que ejecuta un plan de señalización de las principales vías de esta ciudad, que llegará a esta ruta la siguiente semana.

Su director, Néstor Serón, anunció que se marcarán los rompemuelles y se pintarán los pasos de cebra en los lugares donde existen colegios.

“Hasta el cruce a Villa Adela se ha colocado pasos de cebra, señalización en lugares de alta circulación peatonal y vehicular, y para la siguiente semana se prevé concluir hasta el sector de Tilata, donde termina la jurisdicción”. Oblitas dijo que Tránsito intenta realizar un control permanente en esta vía, pero que esta acción se ve dificultada por la falta de efectivos.

Alerta por riesgo de inundaciones

El Centro Operativo de Emergencias (COE) de El Alto alertó sobre una posible inundación y rebalse de aguas a lo largo de la carretera a Viacha, sobre todo en el tramo en el que se construye el paso a desnivel del cruce a Villa Adela, debido a la falta de embovedado y canalización de los afluentes que pasan por ese sector, informó el responsable del COE, Carlos Condori. “En época de lluvia estos cauces pueden rebalsar e inundar las avenidas y las viviendas sobre la vía”.

‘No existe señalización’

Adelio Roque, conductor de minibús, calificó de peligrosa la carretera a Viacha. “Por el exceso de velocidad de algunos conductores, la falta de señales stop de sus vehículos y la ausencia de señalización en la vía. Se torna perjudicial en algunos tramos como en el cruce a Villa Adela porque se debe esperar 20 minutos para pasar, perdemos tiempo y pasajeros. Existen tramos en los que debemos esquivar los baches, otros vehículos, personas y perros”.  

‘La gente ensucia más’

La señora Felipa, que trabaja recogiendo basura, se quejó de la falta de conciencia al esfuerzo que ella y sus compañeras realizan desde las cinco de la madrugada. “Limpiamos, pero cuando estamos de vuelta, ya está sucio de nuevo. El trabajo es difícil, y en este sector de la carretera se puede encontrar varias cosas tiradas en los canales, en las veredas y cerca de donde venden comida: bolsas de plástico, llantas, heces de perros, cáscaras de frutas y más”.

‘Ya no es tan comercial’

Freddy García, director del Instituto técnico Atysh, ubicado en el cruce a Villa Adela, sostuvo que el retraso en la ejecución del paso a desnivel es un perjuicio. “En un 70 por ciento se han reducido las inscripciones, esto se debe a que no hay un buen acceso al lugar y ya no es tan comercial, porque la gente no lo puede ubicar a simple vista. Siempre recojo quejas de los alumnos sobre lo molestoso del lugar y el agua retenida”.

‘Es un puente peligroso’

Daniel Copa, un vecino del lugar, criticó el puente de madera instalado sobre las cunetas en el cruce a Villa Adela, cerca del paso a desnivel. “En el lugar han colocado un puente improvisado de tablas que está por caerse. Los niños, los ancianos son los que se ven lastimados o temerosos al querer llegar al otro extremo, y peor aún los no videntes y personas con discapacidad no pueden pasar porque el tablón tiene un hoyo y el puente se mueve”.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top