EnfermedadesLa obesidad mórbida es el término que usamos para hablar de la obesidad severa, caracterizada por un índice de masa corporal (IMC) de 40,0 o mayor. Además de disminuir la expectativa de vida, la obesidad mórbida causa discapacidad, minusvalía y problemas de exclusión social.

Para afrontarla, una de las soluciones radicales más habituales es la cirugía, fundamentalmente el bypass gástrico. Ahora, médicos del Hospital Universitario Son Espases, en Palma de Mallorca, han aplicado una nueva terapia que evita someterse a cirugía.

Se llama Proyecto Tramomtana y ha evitado que 24 pacientes que sufren obesidad mórbida tengan que someterse a cirugía bariátrica al reducir un 10,2% su peso y aumentar un 5% su masa muscular en un año durante el que han seguido el programa previsto.

Un estilo de vida más sano

Este programa se basa en sesiones grupales de educación para la salud nutricional, de fomento de la actividad física y de cambio del estilo de vida durante un plazo de dos años, además de visitas cada tres meses con endocrinólogos, especialistas en medicina del deporte y un enfermero que tiene un postgrado en nutrición.

Sobre 180 pacientes, los investigadores han examinado el impacto que tiene un programa interdisciplinario intensivo sobre la pérdida de peso, el perfil metabólico y las enfermedades asociadas de 60 pacientes con obesidad mórbida, comparándolo con un grupo de otras 60 personas que se someten a cirugía bariátrica y otras 60 que siguen el tratamiento médico convencional.

Los resultados obtenidos evidencian que la pérdida de peso en los pacientes en terapia multidisciplinaria intensiva ha sido del 10,2%; del 2,1% en los pacientes del grupo médico tradicional y del 28,5% en los del grupo quirúrgico.

Un 40% dejaron de ser obesos mórbidos

Así, el 40% de los pacientes incluidos en el grupo de intervención interdisciplinaria ya no eran obesos mórbidos después de un año y que, por lo tanto, ya no son candidatos a ser intervenidos con las técnicas propias de la cirugía bariátrica.

Este plan, que se inició en noviembre de 2009 y finalizará en noviembre de este año, es multidisciplinario e incluye técnicas de terapia de comportamiento, actividad física, consejo dietético y farmacoterapia.

Participan en este proyecto unos veinte investigadores de diferentes áreas relacionadas con la obesidad mórbida, como cardiólogos, endocrinólogos, farmacólogos, cirujanos, psicólogos clínicos, enfermeros y miembros del Servicio de Atención al Paciente, todos ellos adscritos a Son Espases.// 20minutos.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top