La empresa unipersonal JCC Representaciones, que vendió 108 laptops a la Universidad Pública de El Alto (UPEA) con un sobreprecio de $us 64.800, según la denuncia revelada por La Razón, tiene dos registros domiciliarios: uno en la calle Illimani, sin número, y otro en la Obispo Cárdenas, número 1764. Además, presenta dos tipos de categorías de negocios: en el contrato figura como “comercio minorista”, y en Fundempresa está anotada como “venta de muebles”.

El secretario general de la UPEA, Ángel Alarcón, quien dio a conocer la denuncia, indicó que el capital de la empresa era de sólo Bs 25.000, y una compañía de esa magnitud no podía adjudicarse un contrato por Bs 1,2 millones.

Corrupción en la UPEAEl rector interino de esta casa superior de estudios, Rubén Serrón, admitió que firmó el contrato pero deslindó responsabilidad con el argumento de que no está encargado de realizar el proceso de contratación y apuntó a Alarcón.

La UPEA pagó un adelanto, según Alarcón, del 20% del monto total, pero Juan Carlos Castillo, de JCC Representaciones, negó a Erbol haber recibido ese dinero. Las 108 laptops están almacenadas en el subsuelo de la UPEA, como verificó La Razón, y no serán utilizadas, dijo el Rector, porque se decidió rescindir el contrato.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top