La Universidad Pública de El Alto (UPEA) es un escenario para el surgimiento de futuros líderes kataristas indianistas, coinciden cuatro defensores de esta ideología.

Ellos opinan que el fin (servicio al pueblo) con el que nació esta casa de estudios y su historia de consolidación son favorables para que  germinen nuevos cuadros políticos  que apuntalen una "nueva revolución”.  

Agregan que a ello también  contribuyen  la pobreza y el origen de la mayoría de  los estudiantes.

"Sí señor, porque ahí están los hijos de los mineros, de la nación aymara, gente pobre, obrera, campesina y fabril. Fui uno de los que en 2000, como diputado por el katarismo en Conciencia de Patria (Condepa), exigieron que se fundara la UPEA, por tanto es katarismo e indianismo, es formación de líderes para la futura generación”, explica el jefe del Movimiento Katarista Indianista Andino Amazónico, Toribio Tapia.

Noticias e la UPEAEsta universidad es  "caldo de cultivo”  desde  su misma fundación (5 de septiembre de 2000), asegura  Patricio Mamani,  representante de las juventudes kataristas.

El 18 de marzo, el movimiento liderado por Tapia firmó una alianza con estudiantes de la UPEA -además de establecer pactos con otras instituciones- para enfrentarse con el Movimiento Al Socialismo (MAS) en las próximas elecciones, e iniciar  "un nuevo proceso de cambio”.

"Establecemos alianzas con sectores universitarios para conformar las juventudes kataristas y enfrentar al partido en función de gobierno en las elecciones y acabar con ocho años de mentiras”, dijo en esa oportunidad.

¿Uso de armas?

La alianza entre los universitarios  de la UPEA y el Movimiento Katarista Indianista, según Tapia, no implica la conformación de un  "brazo armado”, porque "la pelea es en democracia, de intelectual a intelectual, no con fusiles y con armas como antes”.

Mamani piensa igual, pues asegura que "estamos en una era en la que ya no podemos tomar armas”. Pero deja abierta la posibilidad de empuñarlas si es que ocurriese algo similar a lo que pasó durante octubre de 2003, en la denominada Guerra del Gas, que dejó más de 60 muertos.

Consultado al respecto, el secretario ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la  UPEA, José Chura, aseguró  que ahora "ya no estamos tanto en el movimiento armado, aunque no lo dejamos atrás”.

El rector de la UPEA, Miguel Ángel Vargas, es cortante al responder sobre la ideología que predomina en esa casa de estudios  superiores y la alianza entre katarismo y  estudiantes. Afirma que involucrarse en eso no le compete, sólo los asuntos educativos y administrativos.

No sólo universitarios

Mamani asegura  que la "nueva generación de kataristas” no está integrada sólo por universitarios, sino también por personas    que provienen    tanto  del área urbana como  rural.

En 2010, miembros del Movimiento Katarista Indianista se reunieron  con el objetivo de consensuar lineamientos y emprender acciones  para fortalecerse, difundir su ideología y  ganar adeptos.

En una lista figuran los nombres más representativos de aquella reunión; muchos de ellos fueron dirigentes de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos: Genaro Flores, Toribio Tapia, Patricio Mamani, Clemente Ramos, Quintín Apaza,   Nicómedes Cejas y Constantino Lima,   entre otros.

El katarismo es una corriente de pensamiento  que   se caracteriza por   la lucha armada como un medio para lograr la igualdad social, y recuperar el poder de las manos de una minoría hegemónica, ajena a los principios ancestrales,  como lo son el vivir bien y la armonía con la Madre Tierra. Este modo de pensar se inspira en el líder indígena Túpac Katari, quien  combatió a finales del siglo XVIII a la Corona española.

El indianismo, que es una ideología ligada a la anterior, pretende recuperar los principios  mencionados y aplicarlos a la actualidad.

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo el 21 de mayo que el Movimiento Katarista Indianista forjó las transformaciones que se viven en Bolivia. No obstante, la alianza con universitarios de la UPEA, y el proceso de difusión ideológica emprendida después del encuentro de 2010, expresa una crítica a la forma en que el Gobierno  conduce el país.

En palabras de José Chura, la alianza es para "ser la vanguardia de un proceso verdadero y no encubierto por discursos y falacias. Como Movimiento Katarista Indianista estamos más ligados a nuestros pueblos, no como el MAS, que no recupera la esencia del país”.

Tapia califica al MAS como un partido  "traidor”, porque -asegura-  si bien "hay diputados” originarios, éstos sólo cumplen "la consigna de comunistas, leninistas y marxistas, doctrinas foráneas que no representan a los aymaras, quechuas y tupiguaranís.  La gente fue engañada, por eso debemos tomar de nuevo el liderazgo”.

No se cierran a las alianzas

El movimiento katarista no se cierra a la posibilidad de establecer alianzas, pero Tapia aclara que cualquier pacto deberá construirse sobre la base de una unidad total y no parcial de las fuerzas de oposición. "No lo haríamos sólo con un partido porque harán cosquillas al masismo”, afirma.

El dirigente katarista comenta que sostienen   acercamientos con el Movimiento Demócrata Social, el Movimiento Sin Miedo y Unidad Nacional. "Propusimos que ellos no valen nada sin las mayorías nacionales, que si ellos nos llevan unidos, los tres partidos políticos, desde luego a la cabeza del Túpac Katari, ahí se reconquistará la democracia”.

Lo que es un hecho es el pacto con universitarios. El fundador del Movimiento Indígena Túpac Katari, Felipe Quispe, el Mallku, es ajeno a esa alianza y a la nómina de jefes antes mencionada. No obstante,  cursa un postgrado en la UPEA  y advierte: "Hay líderes futuros, pero eso se maneja oculto. No vas a pensar que sólo en la UPEA, también en las comunidades. No hay que decir eso porque así cortan la cabeza; ¿qué haces con la víbora?, le cortas la cabeza, ¿no ve?, somos como la víbora, peligrosos”.

Punto de vista

Concepción ortIz  Vicepresidenta del MAS-IPSP

"Continuamos la lucha de Katari”

Nuestra ideología se basa en el ama sua, ama llula y ama quella. Somos un instrumento político de las organizaciones sociales. Nacimos como Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP), pero como no conseguimos nuestra personería jurídica fuimos con el MAS y ahora manejamos la sigla MAS-IPSP.

El pueblo elige, decide y el Gobierno gobierna obedeciendo al pueblo, eso es distinto a lo que hacían los partidos neoliberales. Nosotros dependemos de las organizaciones sociales, no imponemos, ellas sugieren.

  La UPEA y todas las universidades están mejor que antes, reciben más plata, entonces allí no hay pobreza.

Como instrumento político damos continuidad a la lucha de Túpac Katari y Bartolina Sisa, lucha de nuestros antepasados, lucha con la que nos identificamos como instrumento político para que se escuche a las mayorías.

Punto de vista

fElipe quispe 

Fundador del MITK

"Un brazo está bajo el poncho”

Había gente que pensaba llegar al poder a través de las armas, imitar a Katari. Por eso enarbolamos el katarismo y por eso teníamos dos brazos, uno el indianismo y  otro el katarismo, la guerrillera para tomar el poder  por las armas.

En la UPEA se hace un trabajo de ideologización, pero no todos, porque aquí hay otras ideologías, somos pocos los de pensamiento indianista, pero una ideología mata a otra. Aquí el indianismo va matando al trotskismo y al marxismo porque la mayoría de los estudiantes son de nuestra raza y cultura, son aymaras, por eso pega rápido, no como en las ciudades.

  Siempre planteamos dos brazos, uno democrático, pero hay otro brazo que está debajo del poncho. No puedes verlo si está armado, siempre fue como carne y uña la lucha armada y la democrática. Puede haber un entrenamiento guerrillero, pero de eso no se habla.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top