Un brote psicótico se produce cuando una persona rompe con la realidad durante un tiempo determinado (días, semanas o incluso meses). Por lo general, el brote aparece entre los 16 y 23 años y puede repetirse a lo largo de la vida.

Esta situación puede obedecer a causas diversas: consumo de drogas, alucinógenos, problemas psíquicos, intoxicaciones… En ese momento, la persona no se comporta con normalidad porque En ese momento, la persona no se comporta con normalidad porque está percibiendo una realidad alterada.

Cuando una persona sufre un brote psicótico debe ser ingresada en una unidad de psiquiatría y tratada con la medicación adecuada a cada tipo de brote. Dada la variedad que presenta, el profesional determina qué medicamento es el adecuado para cada caso.
Trastornos psicológicosLos especialistas identifican algunos síntomas en las personas que pueden sufrirlo:
-Expresa ideas extrañas, aunque es raro que las compartan.

-Descuida su forma de vestir y sus hábitos de higiene.
-Se comporta de forma desorganizada.
-Sospecha de todo y de todos: cree que a su alrededor hacen cosas para molestarle.
-Aislamiento social y laboral.

Cabe la posibilidad de que una persona que presenta estos síntomas acabe mostrando alucinaciones o expresando ideas delirantes.

Conviene que la persona que ha sufrido un brote psicótico, al salir del hospital, pase consulta con psicólogos que puedan explicarle con detalle qué es lo que ha sufrido y por qué deben seguir el tratamiento farmacológico que les han prescrito.

¿Qué hacer en una crisis psicótica?
Hay que tener en cuenta que la persona ha perdido el control total de su mente y emociones. Es posible que esté escuchando voces, como si los objetos que están a su alrededor le estuvieran hablando, y que vaya a actuar de acuerdo a esas supuestas voces.

Conviene mantener la calma, sin amenazar o gritar al paciente. La persona afectada también está aterrada por lo que le ocurre. Hay que tratar de dirigirse a él con frases sencillas y en tono pausado y muy claro.

En la medida de lo posible, hay que buscar a otra persona y llamar cuanto antes al centro de salud mental, mientras otra persona permanece junto al paciente. Durante la crisis psicótica, hay que procurar no discutir con ninguno de los presentes.

Si el paciente está sentado, es mejor sentarnos cerca de él, pero evitando el contacto visual y sin tocarle. En la medida de lo posible, se procurará hacerle caso en lo que dice, siempre que no sea peligroso para él o para los demás.

Lo más conveniente es hospitalizar al afectado, pero esto no se puede hacer de forma autoritaria.

Si el paciente está bajos los efectos de la droga o el alcohol, o si la situación es incontrolable, hay que llamar al 112 para que apliquen el protocolo debido en estos casos.// La información (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top