“Cerca al 70% de institutos tienen un sistema de pasantías laborales. Sin embargo, el mismo tiene en la actualidad serias dificultades en su correcta implementación”, dice un diagnóstico sobre la oferta y demanda de formación técnica en La Paz.

“Los egresados que tuvieron la oportunidad de ser parte de estas pasantías afirman que en gran parte de los casos se trata de una dinámica poco coherente que se lleva a cabo casi sin planificación y con el criterio dominante de cumplir sólo un requisito de egreso, antes que con la finalidad de una formación práctica que ayude al ingreso al mercado laboral”, dice entre sus conclusiones el “Diagnóstico de la formación técnica y tecnológica en el municipio de La Paz”, presentado el 15 de agosto, por uno de sus investigadores, Huascar Mantilla Gutiérrez, en ocasión de la Feria del Libro de La Paz.

A través de encuestas y entrevistas, el estudio recogió información de estudiantes de colegio sobre sus perspectivas acerca de la formación técnica, conoció la demanda por formación técnica y tecnológica, identificó la demanda laboral de las empresas que requieren personal técnico, caracterizó la oferta de este tipo de formación académica y propuso lineamientos de política pública en este campo.
Educación en BoliviaLos institutos técnicos (público, privados y de convenio) legalmente reconocidos por el Ministerio de Educación suman 24, mientras que son un total de 56 los reconocidos por la Asociación de Institutos, Academias y Escuelas de Profesionalización. Un promedio cercano al 70% tienen pasantías laborales como parte de su formación técnica, y algo más de 90% cuenta con convenios laborales con empresas o instituciones.

“La pasantía es una práctica laboral que se desarrolla en condiciones diferentes entre una institución y otra”, la intención es formar o completar la formación en la práctica productiva o de servicios en el corto plazo. Pero “también es cierto que muchas empresas o instituciones (aunque no todas) aprovechan de este capital humano sin dotarles las condiciones adecuadas de trabajo y a futuro no les brindan oportunidades estables”.
El estudio muestra que “en términos económicos, el nivel salarial de un trabajador o pasante que se encuentra en etapa de formación no está completamente vinculado a su productividad, ya que tanto las empresas como el sector contratante restan los costos que incorporan la formación de pasante… las personas perciben un salario por debajo de su nivel de productividad o, en el mayor de los casos no reciben retribución. Esto es aceptado por el pasante porque en esta etapa de formación incrementa su experiencia y aplica su formación técnica en la práctica laboral”.
El otro problema identificado es que sólo un 10% de los institutos más grandes (500 estudiantes o más) hacen un seguimiento académico a los estudiantes en pasantías, lo curioso es que tienen un mayor nivel de seguimiento los institutos más pequeños y con menos años de vigencia. La evaluación coordinada entre los docentes y los empleadores es casi inexistente.
“No se ha evidenciado que este sistema de pasantías laborales sea una prioridad en la gestión académica de los institutos… El panorama dominante es que, cuando se producen las pasantías laborales, son los propios estudiantes quienes tienen que conseguir una pasantía, independiente de si la misma tiene o no que ver con su carrera técnica”, dice el diagnóstico sobre este tópico.

Álvaro Medrano, de la Secretaría Municipal de Desarrollo Económico, explicó que este diagnóstico servirá a su trabajo iniciado en 2006 en la “promoción, formación y capacitación técnica de jóvenes”. La evaluación del trabajo municipal y de la situación real de los institutos técnicos en el municipio son dos aspectos que se realizarán a partir de la información de este diagnóstico.// PIEB.org.bo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top