El fonendoscopio es el instrumento médico que menos ha evolucionado en sus 200 años de existencia. Con un funcionamiento y constitución extremadamente simples (dos tubos de goma que terminan en dos olivas que se adaptan al oído y se enlazan con otro que contiene un diafragma y una campana para amplificar los sonidos), queda poco espacio para que la imaginación ayude a innovar en este aparato. Pero los avances en teleasistencia, unidos a la cada vez más creciente tendencia del internet de las cosas, se suceden y llegan a todos los ámbitos médicos.

La última palabra en este tema la tiene Eko Devices, una compañía de dispositivos médicos inteligentes. Eko Devices ha anunciado que la agencia estadounidense responsable de regular la aprobación de alimentos y medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado su producto Eko Core, un gadget que se coloca en los fonendoscopios y los hace inteligentes.

El dispositivo amplifica y graba los latidos del corazón para enviarlos a una aplicación (sólo disponible para iOS) de un Smartphone usando la tecnología Bluetooth. Además, los latidos del paciente pueden ser vistos en forma de ondas de sonidos. De esta manera, los médicos pueden tener registros gráficos y sonoros para hacer un seguimiento más exhaustivo de sus pacientes.

Aparte de la monitorización de resultados, el uso que más destaca de Eko Core es que éstos pueden compartirse fácilmente a través de un enlace seguro con cualquier otro médico/cardiólogo facilitando el diagnóstico de los soplos y problemas valvulares cardíacos, así como para una segunda opinión. Además, Eko será capaz de ahorrar miles de dólares en ecocardiogramas evitables, ya que el 70% de los pacientes pediátricos con soplos cardíacos sospechosos son referidos innecesariamente a un cardiólogo.

‘Es la primera vez que las herramientas más viejas y las más nuevas del kit médico se encuentran’, ha dicho Jason Bellet, cofundador de Eko Devices. ‘Podemos rastrear los latidos del corazón a través del tiempo: desde la niñez hasta la adultez’. Aún con todo, Bellet ha reconocido que Eko no es el primer fonendoscopio inteligente, pero Eko Devices es la primera compañía en conectar el dispositivo a un smartphone y transferir datos del corazón a través de una red inalámbrica.

El fonendo completo cuesta 299 dólares, pero existe la posibilidad de comprar, por 199 dólares, sólo el dispositivo y colocarlo en un fonendo tradicional. De momento, está disponible en Estados Unidos únicamente.// PR Noticias.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top