Cuatro millones de personas tienen en España algún tipo de trastorno mental y seis millones, el 15% de la población, lo tendrá a lo largo de su vida.

La Organización Mundial de la Salud advierte del aumento de las enfermedades mentales. Así, entre 1990 y 2013, se registró un incremento del 50% en el número de personas con depresión o ansiedad.

Sin embargo, las enfermedades mentales son poco conocidas y muchos de los afectados manifiestan haberse sentido discriminados en algún ámbito de su vida.

Por eso, representantes de 20 asociaciones de salud mental de toda España se han reunido durante tres días en Zaragoza, en la segunda edición del curso 'Formación en Comunicación para Asociaciones de Salud Mental', organizado por la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme), con el patrocinio de la empresa farmacéutica Janssen.

Noticias de saludSegún señaló la directora de Asapme, Ana López, el objetivo del encuentro ha sido"dotar a las asociaciones de una visión estratégica de la comunicación, para poder sensibilizar a la sociedad de los problemas de salud mental; obtener una visión realista y constructiva de las personas afectadas, y conseguir que la enfermedad mental sea considerada como cualquier otra".

La falta de información o de conocimiento sobre la salud mental es una de las causas de la incomprensión y la discriminación por parte de la sociedad.

El curso ha contado con la participación de profesionales de los medios de comunicación como Manuel Campo Vidal, Ángel Ramírez, Xavi Granda, Marisa Barrios y Melania Bentué.

Entre las actividades programadas, se compartieron experiencias con periodistas y organizaciones que realizan campañas de sensibilización, como Apoyo Positivo, la Federación Española de Enfermedades Raras y la Confederación de Salud Mental de España.

La directora general de Derechos y Garantías de los Usuarios del Gobierno de Aragón, Ros Cihuelo, destacó que la comunicación y la información son fundamentales para minimizar el desconocimiento de las enfermedades de salud mental. Añadió que "hay que trabajar para dejar de hablar de enfermos y hablar de ciudadanos", refiriéndose a los usuarios de las asociaciones.

Belén Torres, presidenta de Asapme, recordó que la formación en comunicación "permite poner en valor el gran trabajo profesional que llevan a cabo las organizaciones para mejorar la calidad de vida de personas que padecen una enfermedad mental".

Alejandro González, director del Apoyo al Paciente de Janssen, remarcó que la comunicación puede ayudar a multiplicar el impacto del trabajo de las organizaciones de salud mental en la sociedad. Destacó que "la única forma de que la sociedad reduzca el estigma es conociendo a las personas".// El Mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top