Durante los últimos años, especialmente en el periodo de crisis, el turismo ha constituido el verdadero motor de la economía española y el empuje para salir de la recesión. También ha sido una de las actividades más dinámicas en la creación de empleo. En el segundo trimestre de 2017 se registraron 2,53 millones de trabajadores en el sector, un 1,8 % más que un año antes, y según la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ya se ha recuperado todo el empleo que se destruyó durante la crisis en este sector. No obstante, al igual que sucede en otras áreas, el mercado laboral se enfrenta también al reto de la digitalización.

Según datos de Exceltur, el turismo generó un total de 80.668 puestos de trabajo en 2016, el 15% de todas las nuevas ocupaciones creadas en España ese año. Asimismo, Fátima Báñez,ha explicado que el sector concentra el 14% del total de afiliados a la Seguridad Social y que ya se ha recuperado todo el empleo destruido por la crisis en esta actividad y “con empleo de calidad, teniendo en cuenta que dos de cada tres de esos empleos corresponden a contratos indefinidos”, detalló.

El turismo es, por tanto, un motor de creación de puestos de trabajo, como se ha demostrado especialmente en los últimos años, pero este sector se enfrenta también al reto de la digitalización. La tecnología ofrece grandes posibilidades para el desarrollo económico, pero el mercado laboral suele ser suspicaz por la amenaza que puede suponer para el mismo. De hecho, es muy probable que en los próximos años el empleo turístico experimente un cambio profundo, según indica un informe de CaixaBank Research, impulsado en gran medida por la automatización.

Gestión turística y hotelera en la UPEALa automatización de profesiones no implica necesariamente la destrucción neta de empleo.La automatización de profesiones no implica necesariamente la destrucción neta de empleo.

Esta firma estima que el 58% de los puestos de trabajo actuales en el turismo español presenta un elevado riesgo –con una probabilidad superior al 66%- de ser automatizado a medio plazo, una cifra superior a la del resto de sectores de la economía. Para el 42% restante, el 26% tiene un riesgo medio y el 16%, bajo.

Entre los profesionales con mayor riesgo destacan los contables, administrativos de apoyo y empleados de servicios de información al cliente. En el otro extremo se encuentran las profesiones que requieren de una mayor creatividad (críticos gastronómicos) o interacción social (gerentes y monitores de actividades recreativas).

Nuevas funciones

En el pasado, la automatización de la economía se limitó a las tareas repetitivas, como el cálculo mental, la copia de textos e imágenes (ordenadores e impresoras) o la limpieza (lavavajillas), según indica otro estudio de CaixaBank, “Las nuevas tecnologías y el mercado de trabajo”.

Sin embargo, se están produciendo avances –mejoras en capacidades sensoriales y de procesamiento, desarrollo del big data y la inteligencia artificial-, que van a permitir la robotizaciónde tareas no repetitivas que hasta el momento eran del dominio exclusivo de las personas, como la conducción de un automóvil (como el vehículo sin conductor de Google).

Con lo cual podrán asumir muchas tareas. Sin embargo, el informe distingue entre los conceptos de tarea y puesto de trabajo, éste comprende numerosas tareas, como la interacción social o el ejercicio físico. Por ejemplo, la capacidad de persuadir y convencer a alguien, la creatividad o la inteligencia emocional van unidas al ser humano.

Se crearán nuevas ocupaciones

La automatización de profesiones no implica necesariamente la destrucción neta de empleo. En primer lugar, según apunta el informe de CaixaBank, porque la adopción de nuevas tecnologías depende del coste de éstas en relación con otros factores productivos, como el de la mano de obra. En segundo lugar, porque la automatización ofrece la posibilidad de cambiar la naturaleza de algunas ocupaciones y genera nuevas oportunidades de empleo. Y, en tercer lugar, la velocidad a la que se adopten estas nuevas tecnologías dependerá de aspectos legales e institucionales.

De hecho, el estudio “La digitalización:¿crea o destruye empleo?” de Randstad Research, el centro de estudios y análisis del grupo Randstad en España, concluye que este proceso generará 1.250.000 empleos en los próximos cinco años.

También el economista Angus Deaton, Premio Nobel en 2015, explicaba este verano en una entrevista en el diario ABC que con el desarrollo de la tecnología “se destruirán empleos, sí, pero se crearán muchos más” y animaba a impulsar la formación para asimilar el cambio digital.// Hosteltur

___

 Carrera de Gestión Turística y Hotelera de la UPEA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top