Por el titular de este post alguien podría pensar que voy a hablar de la campaña de comunicación de alguna marca de cosméticos. Pues no. Haré una reflexión de “las nuevas tendencias en la cosmética….de la COMUNICACIÓN”. Y confieso que lo hago con cierta acritud.

Aunque parezca mentira a los profesionales de la comunicación nos gusta hacer algo que lleva implícita nuestra profesión: COMUNICAR. No siempre somos portadores de buenas noticias, pero tratamos de que, buenas o malas, sean veraces, novedosas y de interés.

Durante las últimas semanas, después de asistir a varios seminarios, foros y coloquios tengo que decir que la mayoría de las empresas que desarrollan su actividad en este país tiene un discurso bien armado, y eso es una buena noticia. Pero ¿qué pasa cuando se “rasca” en esos discursos para tratar de armar mensajes que puedan ser de interés para los medios de comunicación? Pues que las capas de maquillaje pueden ser infinitas.Comunicación social en la UPEA

Términos  como “Responsabilidad Social Corporativa”, “Employer Branding”, “Propuesta de valor”, “Modelo de negocio  4.0”, “Inteligencia Artificial”…. se convierten en expresiones huecas que para dotarlas de contenido tienen que ser aderezadas por arte de magia o mejor dicho por arte  de Comunicación, porque por lo visto, como dice un periodista amigo, “el papel lo soporta todo”.

Pues ahora tengo una mala noticia, no es verdad. Una buena Estrategia de Comunicación puede poner en valor lo que hace una determinada compañía, pero por mucho color o diseño que se le ponga a un Plan de Comunicación, “de donde no hay no se puede sacar”.

Si su empresa quiere ser reconocida como una buena empresa para trabajar, o como la más responsable, o como la más tecnológica  séalo y después podrá comunicarlo. En caso contrario, seguirá sin serlo y además si se empeña en comunicar aspectos que no son ciertos sobre su organización, perderá su credibilidad, y antes o después le pasará factura.  Y le pasará factura en su cuenta de resultados. Se ha puesto muy de moda decir que las empresas ponen al usuario, al consumidor,  en el centro de sus estrategias, queriendo decir que le dan la máxima relevancia. Pues si es así tengan por seguro que al usuario o al consumidor no se le engaña “sine die”.

A este tipo de empresas les sugiero menos cosmética y más COMUNICACIÓN.

Por Juana Pulido, Directora de Estudio de Comunicación España.// Estudio de Comunicación

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top