La medicina nuclear ha contribuido a detectar enfermedades que los procedimientos normales no han logrado. Esto se debe a que al paciente se le administra pequeñas dosis de materiales radiactivos que contribuyen al diagnóstico temprano de enfermedades como el cáncer.

Según la web radiologyinfo.org, también se usa para identificar cardiopatías, problemas endocrinos y gastrointestinales, entre otras enfermedades.

Procedimiento

Al paciente se le suministran pequeñas cantidades de material radiactivo, ya sea a través de una radiosonda, o de una fórmula gaseosa que deberá inhalar. Y el material radiactivo se acumulará en la zona del cuerpo que se va a examinar.

Una vez allí, emitirá rayos gamma en una pequeña proporción. Con el equipo especializado se detecta esta energía acumulada, y a través de las imágenes computarizadas se mostrarán los detalles de los órganos y tejidos.

Dependiendo de la cantidad de radiación se determinará el diagnóstico. Por lo general, si la radiación es mayor en la zona a examinar, quiere decir que hay un problema. Es allí donde el médico determinará el diagnóstico, junto con otro conjunto de exámenes, y el tratamiento a seguir.

Y aunque “radioactivo” parezca una palabra alarmante, este es un procedimiento que representa pocos riesgos para las personas. Además, el material radiactivo que se usa es en pocas cantidades, lo que no representa un peligro para la salud; todo lo contrario, contribuye a la prevención de enfermedades.

También hay que aclarar que es un procedimiento indoloro, y dependerá también del tipo de material radiactivo que se use. Siempre es importante seguir las instrucciones del especialista para obtener óptimos resultados.// La Opinión



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top