El país estaba en plena turbulencia política, las balas zumbaban como insectos letales deseosos de impactar en el cuerpo insurgente, “los caimanes”, llamados así a los camiones de guerra que trasladaban soldados, no eran la objeción, el macabro cuadro dibujaba el golpe de estado del 21 de agosto de 1971.

La coyuntura no podía ser más complicada, universitarios defendiendo la democracia y un puñado de docentes y estudiantes, atrincherados en la Universidad Católica Boliviana, gritaban a vos en cuello, “La U no se cierra, Psicología presente”, defendiendo la primera Carrera de Psicología en Bolivia, creada el 12 de julio de ese año.

Desde ese entonces, para darle un valor simbólico, el 12 de julio de cada año se recuerda el día del Psicólogo Boliviano; siendo Tarija la tercera en el país, de apertura una carrera de Psicología a través de la Universidad Autónoma “Juan Misael Saracho” en 1980.

Hoy en día, los aportes de la Psicología han llegado a diversificarse de manera extraordinaria, sus constructos y preceptos teóricos están orientados básicamente a entender el comportamiento del hombre, estableciendo metodologías científicas que permitan aproximarnos y analizar la psiquis humana.

Desde los enfoques: espiritual – afectivo y conductual – cognitivo, la Psicología se embarca en explicar la complejidad de los individuos, destacando sus particularidades y también sus complementariedades.

El día del Psicólogo en Bolivia, es un buen motivo para revalorizar la labor que cumple este profesional en la sociedad, desde el ámbito de la Psicología Clínica, Psicología Social y Psicología Educativa, contribuye a la salud mental, desarrollando tareas que tienen que ver con: Evaluación; Planificación; Intervención e Investigación.

Los problemas priorizados se expresan, ya sea, con un carácter individual, que demanda soluciones muy particulares, o con requerimientos de solución en el ámbito grupal y/o comunitario, por eso, la población a la que se dirige la actividad profesional es: el individuo, el grupo y la comunidad en escenarios urbanos, sub-urbanos y rurales.

Los retos del Psicólogo en Tarija, son mayores, principalmente por aquellos indicadores que ubican a nuestro departamento como el lugar donde mayormente se dan hechos de violencia, ansiedad y depresión.

Como Colegio de Psicólogos de Tarija, exhortamos a las instituciones públicas y privadas, reforzar los equipos multidisciplinarios, bajo la lógica de trabajar por una salud mental, priorizando en inversión aquellos planes y programas que se ocupen del individuo, del sujeto, de la persona, del comunario, del ciudadano, del vecino, del miembro de una familia que son la razón de ser.

* Presidente del Colegio Departamental de Psicólogos de Tarija.// El País










0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top