La auditoria interna es un gran enigma y en algunos eventos se tiene una apreciación claro-oscura de esta actividad profesional directa y subordinada a la organización ya que parte de su trabajo consiste en sumergirse en el oscuro mar de archivos internos muertos de la entidad. Hoy comparto una visión más real de esta actividad profesional:

Automatización inteligente: Hay riesgos asociados con la automatización inteligente. Se debe tener conocimiento solido sobre qué es, de qué manera funciona esta nueva tecnología, y como se utiliza para mejorar los procesos del negocio.

Una firma: Hoy en día algunas empresas contratan los servicios de un proveedor externo –amiguis-. Se requiere tiempo para una apropiada adaptación de la firma externa, ya que no conoce integralmente las actividades y operaciones de la empresa.

Dependencia: El auditor interno no tiene independencia mental para emitir un juicio profesional objetivo. En algunas circunstancias se presentan limitaciones o duda razonable sobre el libre albedrío profesional del auditor interno. Está subordinado a la organización y esto se presta para que se presenten vicios al utilizar las técnicas y herramientas para desarrollar la auditoria y rendir un informe interno.
Intereses creados: La opinión de auditor interno no es absoluta ya que al laborar en la misma entidad donde realiza la auditoría se presentan presiones y compromisos al evaluar.

Trabajo: Alcance, confiabilidad y veracidad están limitados porque los directivos intervienen en la forma de evaluar y emitir el informe.

Oportunidad: En la actualidad existe la posibilidad de llevar programas determinados de evaluación para apoyar los ejecutivos de la empresa para la toma de decisiones. Las funciones de AI juegan un papel importante para ayudar a las compañías a anticipar y responder a las disrupciones del negocio - Auditoría Interna ágil-. Se debe contemplar la eventualidad de una disrupción en la planificación y la evaluación de riesgos; se necesita colaborar con otras líneas de defensa; e Invertir y elevar el desempeño empresarial y técnico, además, se deben crear procesos y mecanismos de presentación de informes más flexibles; Impulsar el uso de análisis y tecnología de datos; e Implementar modelos flexibles de talento.

Revisión: Más profunda y con mayor conocimiento de las actividades y problemas de la entidad, sus informes son de carácter interno.

Interno: El auditor labora en la empresa donde realiza la auditoria y está involucrado en sus operaciones normales. Algunas veces permite detectar problemas y desviaciones a tiempo.

Área de aplicación: Transformar la Auditoría Interna en un área estratégica para la organización con el fin de  cambiar su práctica y  enfoques actuales. Se requiere  usar con más frecuencia las  evaluaciones de riesgo proactivas, antes de las disrupciones.// Visionario Contable









0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

 
Top