Las investigaciones y el mercado mismo han creado cepillos de dientes para cada necesidad e incluso los hay 100% biodegradables, hechos con bambú. ¿Cuál es el adecuado para cada persona? Es una decisión que cada quien debe tomar con la ayuda de su dentista.

Pero generalmente el debate se centra en cuál de dos modalidades es mejor: el cepillo tradicional y manual versus el cepillo eléctrico.

Aunque ambos cuentan con unas características que garantizan un cepillado eficaz, existen momentos específicos en los que será mejor optar por uno u otro.Odontología en la UPEA

Según algunos estudios, es conveniente elegir un cepillo manual cuando va a ser utilizado por niños, ya que tienen un tamaño adecuado y bordes protectores que evitan que se produzcan lesiones. Además, siempre deben elegirse cepillos con cerdas muy suaves para evitar que los más pequeños se hagan daño, sobre todo en las encías.

La ventaja del cepillo manual es que permite una limpieza rápida y completa de toda la boca, aunque abandona un poco las zonas interdentales.

Tanto el manual como el eléctrico cumplen la misma función, sin embargo, este último fue creado en sus inicios para las personas que sufren algún tipo de limitación motora ya que permite una limpieza bucal eficaz y una limpieza correcta que no sería posible si se utilizase uno manual.

El cepillo eléctrico también suele ser recomendado por los dentistas para aquellas personas que tengan ortodoncia. Como el cabezal de un cepillo eléctrico es mucho más pequeño y gira, permite una limpieza mucho más eficaz cuando se lleva aparatos en los dientes.// Blog Dentista en tu Ciudad


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top