Hay algunos productos que consumimos en nuestro día a día que es mejor no lavarlos porque pierden su sabor. Te contamos cuáles son

Cuando vamos a consumir frutas o verduras que hemos comprado en el supermercado o que los hemos recolectado de nuestro huerto, los lavamos antes de ingerirlos para evitar intoxicaciones. Este hecho se ha multiplicado a partir de la pandemia porque, aunque no está totalmente asegurado, el virus podría estar durante un tiempo en las superficies. Por eso, cuando llegamos a casa del supermercado limpiamos con agua y jabón los productos.Nutrición y dietética en la UPEA

Y, por otro lado, cuando la fruta o la verdura proviene de nuestro huerto lo solemos lavar, no con la misma frecuencia, para evitar que si le hemos echado algún producto a la planta pueda afectarnos.

LOS ALIMENTOS QUE SI LAVAS PERDERÁN EL SABOR

Esto no quiere decir que sea necesario, de hecho, hay algunos alimentos que no debes lavar porque pueden perder el sabor o afectan a sus propiedades. Todo lo contrario, a lo que ocurre con el pescado o las legumbres, que su contacto con el agua favorece su cocción. Pero no siempre ocurre así, hay algunos alimentos de nuestra vida diaria que no podemos lavar porque perderán el sabor, según la Organización de Usuarios y Consumidores (OCU).

LOS HUEVOS

A veces los huevos pueden llegar con manchas de tierra o de las propias gallinas, pero a pesar de ello, la mejor manera de asegurarte de que son seguros para consumirlos es no lavarlos. La cáscara del huevo es porosa y tiene una fina cutícula que impermeabiliza al alimento e impide los gérmenes puedan acceder al interior, es decir, actúa de barrera ante posibles infecciones alimentarias. Si por el contrario lavas el huevo, destruyes la capa protectora y facilitas que los gérmenes pasen.Nutrición y dietética en la UPEA

EL POLLO

La organización de consumidores cree que lo mejor es no lavar el pollo porque creemos que de esta forma podemos destruir las bacterias. Sin embargo, este resultado podemos conseguirlo si lo cocinamos por completo, es decir, evitar consumirlo medio crudo. Otras de las recomendaciones es guardarlo en la nevera por debajo de los 4ºC ya que a esta temperatura pueden empezar a aparecer bacterias que al ingerirlas pueden desencadenar en intoxicaciones.

CARNE DE CERDO Y TERNERA

Al igual que ocurre con la carne de pollo, es preferible no lavar los filetes de cerdo y de ternera antes de cocinarlos porque pierden su sabor y las propiedades nutritivas. Si queremos acabar con posibles bacterias que puedan estar en la carne, lo mejor es cocinarla bien y evitar que quede cruda.

LAS SETAS

Cuando compramos las setas, nos las regalan o somos nosotros mismos quienes vamos a recogerlas, vemos que siempre acumulan tierra. A pesar de esto, no debemos lavarlas antes de cocinarlas porque pierden su sabor; lo más recomendable es pasarles un trapo húmedo por encima o un cepillo. De esta forma estarán limpias y mantendrán sus propiedades.

Las setas son alimentos que absorben el agua y como consecuencia pierden su textura original, el sabor y el olor. Lo más recomendable para evitar intoxicaciones alimentarias es escaldarlas en agua hirviendo pero nunca comerlas crudas.Nutrición y dietética en la UPEA

LAS VERDURAS EN BOLSA

Muchas veces compramos las verduras que vienen envasadas y cortadas como pueden ser las espinacas, los canónigos o la lechuga, por ejemplo. Vienen preparadas para consumirlas sin necesidad de lavarlas, por eso, aunque puedes hacerlo, no sería necesario.

Las verduras en bolsa suelen estar sometidas a procesos de higienización y tratadas con desinfectaste en baja dosis para evitar patógenos. Volverlas a limpiar supondría que incluyamos más agua en el plato.// COPE



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top