Reynaldo QuispeDe los recursos a las prácticas

La idea de educación abierta se ha extendido a cientos de instituciones educativas de todo el mundo, sobre todo de educación superior y de formación para adultos. El conocimiento libre y los recursos educativos abiertos (OCDE, 2007) parecía una idea revolucionaria porque fascinaba a los educadores, interesaba a los estudiantes, asustaba a las editoriales y presentaba retos a las organizaciones educativas cuya principal actividad consistía en vender los conocimientos producidos. La UNESCO utilizó el término recursos educativos abiertos (REA) por primera vez en 2002 y, desde entonces, el concepto se ha extendido como una epidemia. En la actualidad, los REA son una realidad generalizada que tanto educadores como alumnos producen, comparten, utilizan y reutilizan, y a menudo son accesibles mediante amplias bases de datos. Como ejemplo más reciente cabe mencionarse la iniciativa de la Universidad Virtual Africana (http://www.avu.org).

La publicación del presente número de eLearning Papers coincide con la celebración de una reunión en Nueva Zelanda, promovida y dirigida por la Fundación de Recursos Educativos Abiertos (OER Foundation), que reúne a un grupo internacional de educadores y personas comprometidas con la educación. El objetivo de la reunión es sentar las bases de la primera universidad global de REA. En Europa, iniciativas como la Iniciativa de Calidad Educativa Abierta (http://www.oer-quality.org) y el proyecto OERtest intentan conseguir un cambio de cultura en la educación superior y la formación para adultos con el objetivo de aumentar la aceptación y la transformación educativa a través de los REA.

El movimiento de los REA ha promovido exitosamente la idea de que el conocimiento es un bien público al incitar a las organizaciones y las personas a que publiquen a través de dichos recursos. Sin embargo, el potencial de los REA para transformar la práctica educativa todavía no se ha materializado. El enfoque actual de los REA sigue centrándose esencialmente en aumentar el acceso a los contenidos digitales mediante repositorios e infraestructuras y se preocupa poco de si la tecnología servirá de base para las prácticas educativas y la educación abierta o si promoverá tanto la calidad como la innovación en la enseñanza y el aprendizaje. Existe una evidente necesidad de conseguir nuevas formas de apoyo para crear y evaluar los REA, cuyo uso exige un cambio en las prácticas educativas. Este último debe llevarse a escala institucional y fomentar la innovación en la enseñanza y el aprendizaje.

El número 23 de eLearning Papers sobre educación abierta pretende mejorar nuestra comprensión del modo en que el acceso abierto y los REA influyen –e influirán– en las prácticas educativas de las organizaciones, los estudiantes y demás partes interesadas. En los artículos podemos ver que los autores sugieren un cambio: pasar de recursos educativos abiertos a prácticas educativas abiertas. La categoría de artículos “En detalle” está pensada para dar una visión detallada de la investigación, mientras que “En la práctica” muestra una selección de artículos más cortos que permite conocer las prácticas que tienen lugar dentro y fuera de Europa.

Ulf-Daniel Ehlers, Tapio Koskinen

Vía: eLearningPapers

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top