En La Paz, se venden tesis de licenciatura desde $us 350 hasta $us 1.500. El viceministro de Educación Superior, Diego Pari, dice que quienes compran se autoengañan, pero que no puede prohibir esta práctica debido a la autonomía universitaria.

La UPEA

La Razón llamó a cuatro teléfonos que figuraban en avisos clasificados de periódicos ofreciendo “asesoramiento de tesis” y “Tesis 100%”. La reportera de este medio se presentó como estudiante de Comunicación Social.

Los ofertantes indicaron que lo mínimo que se pueden demorar es un mes y lo máximo, seis.

Las personas que atendieron las llamadas confirmaron que no sólo brindaban asesoramiento, sino que realizaban todo el trabajo de investigación de “forma confidencial”.  Para esto, interesado y ofertante suscribían un contrato.

“Nosotros podemos entregarle una tesis concluida, también ofrecemos asesoramiento. Se puede realizar el trabajo desde la idea de la investigación, la búsqueda de información, la organización, la redacción, las conclusiones hasta prepararlos para el día de la defensa final”, afirmó Henry, uno de los que habló con La Razón.

Óscar, otro de los que ofrece el servicio, dijo que cobra desde $us 350. “Ése es el costo promedio, pero definiendo bien lo que se debe hacer,  sube un poco cuando se hace sondeos, encuestas, el perfil, pero no es mucho”.

El Viceministro de Educación Superior opinó que las personas que compran las tesis “se están engañando”, pero recalcó que “son las mismas universidades (las encargadas de velar que) las tesis tengan una validez científica y que hayan seguido todo el procedimiento investigativo”.

Acotó que el Ministerio de Educación no puede intervenir en el asunto de la compra y venta de trabajos para la titulación porque las universidades públicas son autónomas y “tienen sus propios sistemas de verificación”.

Pari aclara, sin embargo, que existe un registro oficial de las investigaciones presentadas para titularse y que si se detecta que la tesis fue plagiada, ésta es rechazada y, por ende, el postulante no podrá titularse.

Servicios. Las personas que ofrecen realizar las investigaciones y que hablaron con La Razón explicaron que el interesado no queda al margen del trabajo.

Por ejemplo, el licenciado Arellano, como se identificó una de ellas, dijo que sostiene reuniones continuas entre el solicitante para ver los avances y para que quien compre el estudio pueda interiorizarse del mismo.

La mayoría de los trabajos solicitados es para las áreas sociales y humanísticas, comentó Óscar, quien aclaró que él también realiza tesis en otras áreas como ingeniería, ya que cuenta con “un equipo de profesionales”.

“Si usted precisa una tesis en Comunicación nosotros tenemos un equipo multidisciplinario para elaborarla. También, tengo asistentes que buscan información en bibliotecas y centros de información”, explicó Henry.

El pago se realiza según el avance del trabajo, aunque Linz, otro de los consultados, dijo que pide $us 300 dólares de adelanto, de  los 1.000 que cobra por cada investigación. Luego se puede pagar mensualmente.

Agregó que se dedica a realizar tesis hace cuatro años junto con su hermana. Acota que él es abogado y ella, economista

“Hemos hecho un trabajo para una maestría. Ahora, estamos haciendo siete tesis más”,

Comentó que en tres oportunidades han llegado hasta su oficina universitarios jóvenes junto a sus padres para contratar los servicios. “Los papás han venido a decirnos: ‘ayúdenos a nuestro hijo e hija’”, aseguró.

Más datos de la venta de trabajos

ÁREAS

Las personas consultadas aseguran que pueden realizar todo tipo de trabajo, desde un perfil de tesis, trabajos dirigidos y la propia tesis.

APOYO

El licenciado Aramayo aseguró que si el estudiante prefiere sólo se brinda asesoría o se realiza una parte de todo el trabajo, dependiendo de lo que se busque.

ESTUDIOS

Los cuatro consultados aseguraron que son licenciados. Si se trata de tesis de ingeniería y otras ramas técnicas cuentan con un equipo de profesionales que los apoyan.

Universidades realizan controles

Representantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y de dos casas de estudios privadas aseguran que se aplican controles para garantizar la calidad de las tesis y evitar la compra de éstas.

La rectora de la UMSA, Teresa Rescala, dijo que la universidad cuenta con comisiones de regulación de tesis que se encargan de revisar los proyectos y sus avances. Este proceso permite detectar si la investigación fue o no hecha por el estudiante.

Además, a través de la Biblioteca Central, se verifica que la tesis no fue plagiada.

El vicerrector académico de la Universidad Privada Boliviana (UPB), Alberto Sanjinés, dijo que se aplican controles y en caso de que se detecte una irregularidad, quien la cometa puede ser procesada y hasta expulsada de la casa superior.

El decano de la Facultad de Ciencias Exactas e Ingeniería de la Universidad Católica Boliviana, Jorge Postigo, dijo que se evalúa el avance del trabajo. “Controlamos por medio de paneles que hacemos con los estudiantes si hacen su trabajo  (…). Controlamos al máximo de que las hagan los estudiantes”.

La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top