SociedadEn la ciudad de El Alto existe una tendencia al incremento de casos de trata, tráfico y desaparición de personas, en los últimos cuatro años, según un informe del defensor del Pueblo delegado a esa urbe, José Luis Hidalgo.

De acuerdo con la información entregada, durante un encuentro con los medios de comunicación, Hidalgo señaló que hasta septiembre de esta gestión se reportaron 335 casos, cuando en todo el 2008 (la primera gestión con datos) se presentaron sólo 265 hechos.

El Defensor no presentó información del 2009, pero señaló que sólo en el primer semestre del 2010 ya había 235 registros de trata y tráfico. Dijo que los datos finales de esa gestión no están consolidados, pero que provisionalmente se tienen 420 casos en todo ese periodo.

La autoridad explicó que los 335 casos hasta septiembre del presente año remarcan la tendencia al crecimiento de casos, puesto que sólo en el primer semestre se registraron 238, tres más que el mismo periodo del pasado año. Advirtió que la última cifra podría duplicarse hasta fin de gestión.

“El delito de trata y tráfico está proliferando en esta ciudad por diversas causas:  una de ellas es la pobreza, ya que los traficantes de seres humanos captan a quienes buscan trabajo por necesidad y les ofrecen fuentes laborales, cuando en realidad los someten a la esclavitud sexual”, sentenció Hidalgo.

Por contrapartida, resaltó que los familiares no presentan denuncias de estos hechos y que las cifras son producto de las batidas que realizan las Defensorías de la Niñez y Adolescencia, en las que rescatan a menores de actividades sexuales, entre otras.

“Lamentablemente, sólo se han denunciado 28 casos en la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen), de los que 14 están en etapa de investigación y cuatro con imputación formal”.

Hidalgo destacó que el incremento de casos no sólo se debe a la pobreza, sino también al descuido de los padres de familia y a la falta de políticas públicas de prevención. También destacó que los medios de comunicación no colaboran en aminorar esta situación creciente, ya que le dan poca cobertura pues prefieren los temas políticos y económicos.

Estos aspectos fueron señalados en el encuentro realizado ayer en las oficinas del Defensor del Pueblo en la urbe alteña, con la presencia de 20 periodistas; Elizabeth Zabala, presidenta de la Mesa contra la Violencia Sexual Comercial; el coronel Wálter Sosa, responsable de la unidad de Trata y Tráfico de la FELCC de la ciudad de La Paz, y funcionarios de la oficina del Defensor.

El objetivo del encuentro, expresó el Defensor alteño, fue crear un equipo de trabajo con la participación de los medios de comunicación, con la idea de apoyarse mutuamente en el control y prevención de este flagelo.

Indicó que “los medios de comunicación deben jugar un papel importante en la difusión de las personas desaparecidas y hacer énfasis en temas sociales”.

La presidenta de la Mesa contra la Violencia Sexual expresó su preocupación ante la proliferación de alojamientos, no sólo en la Ceja sino en los barrios alejados, que son usados como prostíbulos, y ante la falta de control de las autoridades municipales y de la Gobernación paceña.

“Consideramos que esto es de vital importancia debido a que en los últimos meses estas actividades han sido descubiertas en flagrancia, atentando contra los derechos de los niños y adolescentes, con evidencias de que los hacían trabajar de manera sexual”.

Con base en datos cruzados del gobierno municipal y de la Gobernación paceña, indicó que gran parte de estos locales funcionan de manera clandestina.// La Razón

_____________________________________________

Crece violencia sexual en El Alto

El Alto. Al menos tres de cada 10 jóvenes son sometidas a violencia sexual y comercial en la ciudad de El Alto, identificada como la zona roja del país después de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, reveló ayer la Defensoría del Pueblo.

Autoridades de la Defensoría y la Policía manifestaron, en la Mesa contra la Violencia Sexual Comercial, que los casos incrementaron en esta gestión y que no hay una norma o reglamento para el funcionamiento de las agencias comerciales o de empleos donde son reclutadas las menores.

El teniente coronel Pedro Ramos y el mayor Wálter Sossa, de la fuerza anticrimen, indicaron que el 90 por ciento de las potenciales víctimas tienen entre 13 y 17 años y están concentradas en 64 lenocinios de la zona 12 de Octubre, entre los que funcionan alojamientos clandestinos.

El mayor Sossa refirió que “el delito está creciendo y la Policía se está capacitando más para hacer frente a este hecho. Semanalmente se realizan siete operativos en los días en que existe mayor afluencia de gente a estos locales de El Alto”.

El jefe policial aclaró que cuando un menor está bajo explotación, pese a su consentimiento, ya constituye un delito y que a la fecha tan sólo se ha logrado sentenciar a 18 personas por trata y tráfico de personas desde 2006 habiéndose detenido a otro centenar de sospechosos de violencia sexual comercial.

Por su parte, Prima Quispe, funcionaria del municipio, afirmó que atiende, en promedio, ocho casos de violencia sexual cada mes, aunque recordó que se detectó situaciones en las que hubo consentimiento de los padres.// La Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top