La ciencia dedicada a analizar las características de los procesos mentales y la forma en que estos influyen en el comportamiento recibe el nombre de psicología. Forense, por su parte, es un adjetivo que menciona lo vinculado al foro, en el sentido de un tribunal.

La psicología forense, por lo tanto, es la rama de la psicología cuya finalidad es colaborar con los magistrados que deben resolver un proceso judicial. Los psicólogos forenses se encargan de recolectar y estudiar datos psicológicos que sean útiles en el marco de un juicio.

Estos expertos deben tener conocimientos de Derecho para llevar a cabo sus tareas de manera correcta y poder trabajar en conjunto con abogados, fiscales y jueces. Así un psicólogo forense puede convertirse en perito y dar testimonio como experto en un juicio, haciendo su aporte a la Justicia.
Disciplinas psicológicasEs importante resaltar la necesidad de que el psicólogo forense conozca los conceptos y las reglas del sistema jurídico del país en el que se desempeña; la falta de comprensión de alguno de los puntos fundamentales de la justicia puede derivar en que lo excluyan del proceso tras haber perdido la credibilidad frente al juzgado.

Existen diversas cuestiones que la psicología forense puede analizar para ayudar a un juez. Una de las más habituales refiere al estudio de la condición mental de un acusado para determinar si comprendía la acción que supuestamente cometió y sus consecuencias. Si un hombre es acusado de asesinato, un psicólogo forense puede señalar si el individuo, en el momento del hecho, era consciente de lo que estaba haciendo.

Con respecto a la formación necesaria para dedicarse a la psicología forense, algunas de las opciones son la psicología organizacional, la social y la clínica, aunque resulta fundamental para la práctica pericial contar con conocimientos teóricos y experiencia probada en evaluación psicológica por medio de instrumentos de la psicopatología, proyectivos y psicométricos.

La psicología forense también puede informar acerca del tratamiento que debería recibir un condenado. El juez, de este modo, contará con mayores herramientas para determinar cómo se ejecutará la pena.

Es importante entender que la psicología forense puede explicar la conducta de una persona y brindar esa información a un tribunal, pero no tiene la capacidad ni la facultad para defender, querellar o juzgar a un individuo.

El tribunal suele esperar del psicólogo forense respuestas a cuestiones legales muy específicas relativas al caso, y el lenguaje en el que deben estar expresadas es el legal. En otras palabras, al juez, los abogados y el jurado no les interesa conocer el estado de salud mental del acusado desde un punto de vista meramente científico sino, por el contrario, consecuencias directas que pueda generar en el proceso judicial, los límites que pueda llegar a establecer a la hora de interrogarlo y sentenciarlo.

La psicología forense se encuentra a menudo en el foco de diversas controversias, especialmente cuando se usa para eximir a un criminar de la culpa asegurando que no era consciente de sus actos. Si bien cuando los hechos lamentables no nos tocan de cerca es común que los seres humanos nos interesemos por los misterios de la mente, nadie quiere ver al asesino de su hijo quedar en libertad porque la ciencia lo declare inimputable.

Esto no significa que los psicólogos forenses tiendan a buscar razones para justificar el accionar de los acusados; si no existiera esta rama de la psicología, el sistema no podría impartir justicia equitativamente y actuaría en contra de los principios de igualdad que intenta promover. Además, en algunos casos, los profesionales de esta disciplina aportan información que vuelve más severos los cargos.// Definición.de
___

¿Qué hace un psicólogo forense?

Un psicologo forense se ocupa de recopilar, examinar y, finalmente, de presentar pruebas con fines judiciales. Esto ocurre cuando un abogado o un juez solicita que un psicologo profesional testifique en la corte para ayudar a evaluar la competencia de un acusado.

El proceso de análisis psicológico forense se aplica típicamente a través de una evaluacion psicologica forense. Sin embargo, hay que tener en cuenta  que esta evaluacion psicologica forense es significativamente diferente de  un análisis psicológico clínico, que a menudo se basa en la empatía, esto es, en  tratar de ver la situación desde el punto de vista del cliente  y que no entra en el ámbito de la psicología forense. Esto es debido a que el análisis de la psicología tradicional es erróneo si se sitúa en un entorno forense.

¿Qué evalúa la psicología forense?
La psicología forense tiene que evaluar la consistencia de la información fáctica a través de múltiples fuentes, y asimismo proporcionar la fuente en que se basa toda la información. Es común que un demandado alegue locura y la función del psicologo forense es discernir si esta locura se trata de  un estado mental general o  un estado pasajero dado en el momento del delito en cuestión. También, como psicologo forense como tiene que dilucidar si se trata de una simulación o si se está intentando fingir una enfermedad, aparte de los casos genuinos.

Probablemente, la parte más importante en la agenda de un psicologo forense es aquella que tiene lugar en la sala de testimonios. Este es en realidad el segmento del trabajo donde  este se hace más exigente y más se diferencia de otras formas de las ramas tradicionales de la psicología. Un psicologo forense debe tener una sólida comprensión de la ley y  de la situación jurídica que se trata en la sala del tribunal.

Competencias de un psicologo forense
Un psicologo forense puede actuar como testigo experto en el establecimiento de un tribunal de familia (Evaluaciones de custodia de los hijos, las evaluaciones de riesgo de Visitación, Evaluaciones visitas de los abuelos, de Mediación de Conflictos padres sobre los niños, Evaluaciones de abuso infantil, Evaluaciones de preparación para la adopción, desarrollo de planes de reunificación familiar, y evaluación que permitan conocer la  determinación de la patria potestad), también en el de  un tribunal civil (Evaluaciones de Lesiones Personales, IME segunda evaluación de opinión, de evaluación de los factores emocionales en Acoso Sexual y la Discriminación, evaluaciones de Compensación al Trabajador, evaluaciones de competencia civil y autopsias psicológicas) o un tribunal penal (evaluaciones de Los menores acusados ​​de delitos menores, evaluaciones pre-sentencia, Evaluaciones de Libertad Condicional Juvenil, Evaluaciones Exención de menores, la evaluación de la credibilidad de los testigos menores de edad, la evaluación de los delincuentes sexuales juveniles y adultos, competencias y evaluaciones de la capacidad disminuida, y  en los adultos, evaluaciones previas a la sentencia.).

Análisis del comportamiento criminal
La psicología forense aporta también la base para el análisis del comportamiento, que sirve para proveer a la policía con un perfil de un sujeto criminal desconocido. Lo hemos visto en películas y series, pero en la vida real, los perfiladores criminales se especializan en ayudar a la rápida captura de los criminales, proporcionando perfiles psicológicos. Por eso, un psicologo forense a menudo está en contacto con los organismos encargados de hacer cumplir la ley para proporcionar formación sobre el comportamiento criminal y la identificación de víctimas.


¿Le ha parecido interesante este artículo? ¿Conoce a alguien a quien le pueda interesar? compártalo por correo electrónico o por medio de sus redes sociales. Puede hacerlo usando los iconos que aparecen un poquito más abajo. ¡GRACIAS!// Psicólogo forense

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top