¿Quién dijo que aprender economía era aburrido? Olvida las clases y recibe lecciones magistrales de conceptos económicos desde el sofá de tu casa. Estas cinco series de televisión pueden aclarar tus dudas sobre teorías económicas sin darte cuenta, mientras te diviertes.

Los últimos avances en neuroeducación indican que el cerebro necesita emocionarse para aprender y el material audiovisual es uno de los soportes que más lo favorecen. Así que asimilar conceptos de economía y gestión empresarial sin darte cuenta es posible mientras ves la televisión.

Estas cinco series encierran numerosos ejemplos prácticos implícitos o explícitos de teorías económicas. Cuidado que enganchan.

Aprende economía con estas cinco seriesHouse of Lies

Fusiones, adquisiciones, OPAS... todo tiene lugar en esta sarcástica comedia protagonizada por Don Cheadle en el papel del desalmado consultor Marty Kaan. La serie basada en el best seller House of Lies: How Management Consultants Steal Your Watch and Then Tell You the Time (La casa de las mentiras: Cómo los consultores estratégicos te roban el reloj y te dan la hora) te ofrece una perspectiva de diversos tipos de operaciones entre empresas, estrategias financieras y conceptos de economía. Utiliza además unos recursos muy originales para ello: la acción se congela y el protagonista explica, mirando a cámara, el término con palabras de andar por casa.

Aprende economía con estas cinco seriesThe Wire

Una serie que transcurre en unos bloques de realojo en Baltimore no parece a priori el mejor lugar para aprender de economía... sin embargo, ¡sorpresa! El mayor traficante de la zona sabe que, para sobrevivir y hacer crecer su negocio, necesita saber algo de macroeconomía. Así que se apunta a clases y comienza a aplicar sus conocimientos e incluso a transmitirlos a sus subordinados, para sorpresa de las fuerzas del orden. La oferta, la demanda y sus complejidades no se le resisten al sagaz "Stringer" Bell.

Aprende economía con estas cinco seriesThe Office

El día a día de una oficina cualquiera esconde verdaderas gemas de humor y vergüenza ajena. Y también de enseñanzas sobre economía. Costes fijos y costes variables, el coste real de los bienes, la inflación, el emprendimiento... son conceptos que se van tratando en los capítulos de las 9 temporadas de The Office. Michael Scott, sus empleados, sus rivales y los demás jefes que lo han sucedido al frente de Dunder Mifflin Paper Co. de Scranton, Pensilvania, te harán llorar de risa. Y te llevarás gratis alguna lección económica.

Aprende economía con estas cinco seriesHalt and Catch Fire

Jóvenes informáticos, un garaje y muchas ideas. ¿Te suena? Esta serie ofrece un relato apócrifo del surgimiento de las grandes compañías de informática como IBM o Apple a principios de los años 80, que resultará muy familiar por su actualidad: emprendedores, startup y la innovación tecnológica como punto de inflexión. Además de aprender sobre estos conceptos, podrás disfrutar al máximo de su elegante y acertado diseño de producción, que reproduce a la perfección tanto estilismos de la época como primigenios ordenadores gigantes. Un drama a medio camino entre Mad Men y Sillicon Valley que ya ha estrenado su tercera temporada y prepara una cuarta.

Aprende economía con estas cinco seriesBob Esponja

No vas a dar crédito, pero hasta una serie infantil puede aproximarnos a conceptos económicos. Los secretos de la gestión de una empresa se pueden descubrir en el día a día del señor Cangrejo al frente de su restaurante El Crustáceo Crujiente, que se enfrenta en diferentes capítulos a los retos del monopolio, la competencia, la economía de escala, las estrategias de marketing... Todo esto y mucho más se esconde en Fondo de Bikini, la ciudad donde transcurre una de las producciones audiovisuales más vistas y longevas de la televisión.// Blog Bankia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top