El lugar es cerrado y circula muy poca gente, en horas de la tarde es algo oscuro debido a la sombra que genera el edificio de la Procuraduría, que queda como mudo testigo de lo que realmente ocurrió la tarde del jueves, cuando dispararon un proyectil al universitario Jonathan Quispe. Es la calle Martín Cárdenas, paralela a la avenida Juan Pablo II, en la ciudad de El Alto, está flanqueada por viviendas y la única pasarela cercana se encuentra a un poco más de 200 metros. Según el Gobierno, el proyectil fue una canica y el arma, un petardo.

Los Tiempos visitó el lugar donde el universitario Jonathan Quispe habría sido herido con un proyectil y posteriormente falleció. Personas que viven por el lugar cuentan que el universitario ingresó a un edificio; en esa calle se encuentra una cámara de seguridad que registró todo lo que ocurrió.

El experto en balística y abogado Jorge Santistevan, conocido por su investigación en el caso Eurochronos, aseveró que es imposible que un petardo haya podido generar la velocidad y fuerza para provocar la muerte del joven.Noticias de la UPEA

Uno de los videos que fue difundido por los propios estudiantes muestra que lo levantaron desde esta calle hasta la intersección Ferropetrol, de donde logró recogerlo un minibús hasta la clínica Cordes, y luego hay que caminar unos 10 pasos para llegar a la avenida Juan Pablo. A unos 200 metros se encuentra ubicada la única pasarela cercana, tal como señaló el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Según vecinos, estudiantes y familiares, la canica tendría que haber doblado la esquina para impactar contra el estudiante. El lugar está rodeado por edificios y la única posibilidad de que el proyectil vaya de arriba hacia abajo es que se hubiera disparado desde una ventana, aseguró Dennis M., un joven que vive en la zona.

En conferencia de prensa, el ministro Romero explicó que el proyectil atravesó dos costillas y que recorrió una trayectoria de derecha a izquierda, hasta instalarse en el pulmón derecho de la víctima, lo que ocasionó su deceso. Explicó que todo esto se determinó con el uso de una varilla, que mide el ángulo de la trayectoria.

El Ministro informó que, cuando analizaron las imágenes, se pudo observar que el posicionamiento de los actores no los ubicaba en una posición frontal “cuando se produce la refriega”, porque cuando la Policía gasifica, los estudiantes corren por la avenida Juan Pablo II. Los universitarios que estuvieron con la víctima aseguraron que los efectivos los cercaron, algunos denunciaron que persiguieron a quienes se encontraban encabezando la movilización, y Jonathan Quispe, según una fotografía que mostraron, estaba en primera la fila de los movilizados.

Romero informó que las canicas fueron lanzadas con petardos desde dos frentes: uno, desde el puente que está ubicado sobre el distribuidor de la Ceja de El Alto y la pasarela que está a la altura de la Avenida Juan Pablo II, cerca de la Cruz Papal. Ambos están a 200 metros del lugar donde se presume que murió el universitario.

CRONOLOGÍA

9:00 marcha. El jueves a las 9:00 aproximadamente comenzaron las protestas de la UPEA. Según fotos, Jhonatan Quispe encabezaba una marcha

13:00 gasificación. Los estudiantes comenzaron a bloquear la Av. Juan Pablo II cerca del mediodía y se registraron enfrentamientos.

13:30 muerte. Aproximadamente media hora después de los enfrentamientos, el universitario recibió el impacto que le quitó la vida. Fue llevado al hospital Cordes, pero llegó muerto.

DECLARACIONES

"Estamos absolutamente decididos a llevar esta investigación hasta las últimas consecuencias para establecer las responsabilidades que correspondan por este hecho de sangre". Faustino Mendoza. Comandante de la Policía

"Es totalmente falso (la versión del Gobierno).Tenemos varios testigos, varios compañeros que han estado junto a él y han visto quién es el que ha disparado". Ricardo Nogales. Rector de la UPEA

EN TRES OCASIONES HUBO MUERTES POR CANICAS

En los últimos años se registraron tres muertes provocadas por canicas disparadas desde artefactos como petardos. Estos hechos generaron dudas en la población. Los tres casos se registraron en medio de conflictos con el Gobierno.

El primer hecho se registró en julio de 2012, cuando el Gobierno informó que el comunario Ambrosio González murió por un impacto de canica en medio de un enfrentamiento con la Policía por un conflicto municipal en Caranda, Santa Cruz,

El segundo caso ocurrió durante las protestas de campesinos que reclamaban el reconocimiento como área tradicional de cultivos de la hoja de coca en Colomi. Un mecánico falleció en circunstancias que no fueron esclarecidas durante el bloqueo de caminos en la última jornada. El Gobierno también señaló que un impacto de canica provocó el deceso.

Asimismo, durante las protestas de los productores de coca en los Yungas de La Paz se utilizaron proyectiles de vidrio y canicas. Tres personas fueron heridas por estos proyectiles. Uno de los cocaleros herido perdió una costilla, otro se salvó de morir debido a que la canica se alojó en un tendón y al tercero le atravesó la pierna.

El caso más reciente y polémico, y que dejó una víctima fatal, ocurrió el jueves, cuando estudiantes de la UPEA de El Alto escapaban de la represión policial. La autopsia determinó que murió debido al disparo de una canica que se alojó en uno de los pulmones.

ANÁLISIS

Jorge Santistevan Experto en balística

“El proyectil salió de un caño de escopeta”

Según datos oficiales, se presume que esa canica fue disparada desde un cohete de tres tiros llamado petardo, que tiene un cañón de menos de 30 centímetro de cartón prensado. Ese largo de cañón es muy corto para lanzar una canica a esa distancia de donde estaba supuestamente el universitario.

Para causar el daño que causó, esa canica debió tener suficiente velocidad y fuerza para que llegue a penetrar la ropa y el cuerpo. Esa velocidad y fuerza se adquieren dependiendo de la carga de la pólvora del proyectil y del largo del cañón. Un caño de cartón es imposible que tenga la capacidad para que soporte la carga suficiente y lance esa canica con esa fuerza. Es imposible en una distancia de 200 metros. No tiene la fuerza ni la dirección. Mi teoría es que esa canica ha tenido que salir de un cañón de escopeta.

Yo descarto que un tubo de cartón tenga suficiente potencia para lesionar a una persona de esa manera, porque no tiene la suficiente fuerza para soportar la carga de pólvora que se requiere para que un proyectil salga por fuerza. Desde el punto de vista técnico, es imposible que un cañón de cartón pueda soportar suficiente carga para lanzar un proyectil que haga ese daño. Otra conclusión es que se descarta que se hubiera cerrado el caño para apuntar hacia abajo porque también hubiera explotado.// Los Tiempos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top