La asamblea docente estudiantil de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) decidió este miércoles exigir un diálogo con el presidente Evo Morales y los presidentes de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para tratar su demanda de modificación de la Ley 195 de coparticipación tributaria.

También  ratificó su pedido de renuncia del Alto Mando de la Policía y de dos ministros y un viceministro por el asesinato del estudiante Jonathan Quispe y acordó acudir a las bases y no a los dirigentes de los sectores sociales, a quienes cuestiona por su alineamiento con el Gobierno, para acumular respaldo a su causa.

En busca de lograr estos objetivos, una reunión con el Comité de Movilizaciones decidirá esta tarde qué otras medidas de presión adoptan en las próximas horas, entre las que se menciona la apertura de más piquetes de huelga de hambre.Noticias de la UPEA

“Se ha ratificado también la unidad monolítica de nuestra universidad y se va a declarar antiautonomista a los estudiantes o docentes que vayan en contra de nuestras determinaciones”, anunció Salvador Quispe, ejecutivo de la Federación de Docentes de la UPEA.

Explicó que se exige la presencia de los presidentes del Senado, Alberto Gonzales, y de Diputados, Gabriela Montaño, porque es en esas cámaras donde se diseñan y modifican las leyes. Agregó que el diálogo deberá realizarse en instalaciones de la UPEA, donde aseguró que existe garantía para la seguridad de los actores.

“No se descartan medidas radicales, como por ejemplo una marcha contundente desde las cuatro laderas…tenemos movimientos desde Achacachi, desde Caranavi, desde Viacha, no descartamos nada”, afirmó en declaraciones a radio Compañera.

Los movilizados exigen la renuncia de los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Economía, Mario Guillén, además del Viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, y de los miembros del Alto Mando de la Policía.

Poco antes, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, concluyó que el paro de 48 horas convocado por la UPEA para el lunes y martes fue un “fracaso” debido a que no tuvo suficiente respaldo de los sectores sociales, por lo que reiteró su convocatoria a un diálogo sin condicionamientos y bajo los lineamientos que dispuso a principios de semana y que son rechazados por los movilizados.

“Fue un fracaso porque no tuvo respaldo de sectores vecinales, juntas escolares, gremialistas ni trabajadores”, aseveró la autoridad, quien consideró además que, ante la falta de convocatoria, los principales movilizados fueron funcionarios de la UPEA y de la Alcaldía de El Alto, que está en manos de la oposición.

“Partidizaron un conflicto y perjudicó los objetivos de la propia UPEA, restándole apoyo ciudadano… hemos visto una actitud apática por parte de la ciudadanía alteña, que no se suma a esa medida”, concluyó. (06/06/2018)// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top