Las actividades agrícolas y ganaderas de las comunidades primitivas ya repercutían, aunque tímidamente, sobre aspectos como la calidad de los suelos. Esta transformación del medio ambiente en un medio humanizado, como es evidente, ha presentado una tendencia alcista en cuanto a su intensidad se refiere.

Hoy en día, es tal la influencia del ser humano sobre la naturaleza, que los expertos hablan de una nueva época geológica: el Antropoceno. Con la llegada de la civilización contemporánea globalizada, esta tendencia se ha multiplicado exponencialmente. Los avances científicos y técnicos, la industrialización, la realización de obras de todo tipo y, sobre todo, el crecimiento demográfico, conllevan inevitablemente (si no hay un esfuerzo colectivo por evitarlo) unas pautas y dinámicas de crecimiento insostenibles que ponen en peligro el delicado pero complejo equilibrio ecológico de nuestro planeta. Como consecuencia, los niveles de contaminación y pérdida de biodiversidad actuales ponen en entredicho la capacidad de nuestra civilización de convivir con nuestro entorno sin degradarlo, y nos sitúan como la especie invasora por excelencia de nuestro propio hogar.

Por nuestro propio bien, esta forma de desarrollo debe cambiar sustancialmente. Una corriente de ecólogos defiende que, en vez de preocuparnos por la transformación de los ecosistemas, o incluso negar su existencia, deberíamos adaptarnos a ella y tomar el control de la situación. En ese sentido, no solo se ha de tener en cuenta el factor medioambiental, si no que también apremian otros aspectos como la participación social o el cumplimento de unas leyes reguladoras.Ingeniería civil en la UPEA

¿Qué papel juega la ingeniería civil?

La ingeniería civil cumple con un papel importante con el medio ambiente. Esta rama de las ingenierías se encarga de la viabilidad de nuestras infraestructuras, a través del diseño, construcción y mantenimiento de las mismas. Las obras civiles, fruto de unas necesidades cada vez más complejas, precisan de un estudio y análisis pormenorizado de la sostenibilidad, adaptación e impacto sobre el medio ambiente. El propio Ícaro, de la mitología griega, refiriéndose a la necesaria mimetización del hombre y la naturaleza, decía que «al hacer una obra hay que aliarse con ella (la naturaleza) y hacer una homogeneización entre el interés del ser humano, el medio ambiente y la naturaleza».

El desempeño de esta disciplina nos ha permitido, por tanto, tener rascacielos cada vez más altos, ecológicos e incluso auto-sostenibles, que se adaptan a duras ráfagas de viento y hasta terremotos; complejas redes de carreteras y ferrocarriles que interconectan países y continentes enteros; así como presas, puertos y puentes que soportan cargas inmensas y suponen un verdadero desafío arquitectónico. Como venimos apuntando, todas estas colosales infraestructuras son el resultado de la actividad de un ambicioso ser humano cada vez más comprometido con la responsabilidad social y medioambiental. Al respecto, es imprescindible tener en cuenta unos filtros legales que aseguran y persiguen objetivos en materia de integración social y sostenibilidad. 

De esta forma, se garantiza la presencia y voz de los ciudadanos en los procesos de aprobación de proyectos referentes al medio ambiente.

¿Qué conclusiones sacamos de todo esto?

Llegados a este punto, conviene destacar la relevancia actual de la ingeniería civil. Y es que esta disciplina, a parte lo magnificente y riguroso de su labor, es la encargada de ir modulando y componiendo las características del entorno en el que vivimos y nos desenvolvemos. Así pues, una empresa de ingeniería civil puede ayudarnos con temas tan diversos como la construcción de obras hidráulicas e infraestructura energética (hidroeléctricas y centrales térmicas), vías y transporte, ordenación del territorio, urbanismo, asesoría y consultoría, impacto ambiental, gestoras de viviendas, etc. También es importante reconocer la importancia del factor económico, el cual juega un papel fundamental en el desarrollo de esta labor. Si no hay presupuesto suficiente, los estudios que avalan la obra y la propia realización de la misma se verán perjudicados.

Al fin y al cabo, la configuración de nuestro medio ambiente es algo que repercute de forma manifiesta sobre la calidad de nuestras vidas y el grado de conservación de nuestro ecosistema global, aspectos de extrema importancia de los que la ingeniería civil se encarga cuidadosamente.// Interbenavente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top