Ya te hemos hablado antes acerca de los alimentos que favorecen la salud de los dientes y te hemos dado consejos de cuidado después de un blanqueamiento dental. Ahora, en esta nueva entrada de nuestro blog, queremos hablarte de un tema que está relacionado y que suele preocupar a los pacientes: las sustancias que manchan los dientes y que debemos evitar o consumir con moderación.

Lo primero que es importante saber es que, aunque a todos nos gustaría tener una dentadura de un color blanco nuclear, la tonalidad de los dientes varía según el individuo e incluso según la pieza dental. Por eso, es posible que hayas escuchado decir más de una vez la frase “no existen los dientes blancos”.

¿Existen o no los dientes blancos como perlas?

Pues lo cierto, es que esta afirmación es correcta. En realidad, lo más normal es tener una dentadura de un tono amarillo pálido, que puede ser más o menos intenso en función del color de la dentina y del grosor y calidad del esmalte que tenga cada persona.Odontología en la UPEA

Esto es así, porque el esmalte es translúcido y prácticamente incoloro y, dependiendo de su grosor y grado de mineralización, puede permitir que se perciba más o menos el color de la dentina.

A su vez, la dentina (la capa que rodea la pulpa dentaria), tiene un color amarillento que puede variar en intensidad según el grosor y la calidad, y es la que determina principalmente el color de nuestros dientes.

Estos factores son los responsables de que no todos tengamos los dientes del mismo color y de que nuestra dentadura pueda tener distintos matices. Además, debemos tener en cuenta que existen 2 tipos de tinciones distintas.

Por un lado, las intrínsecas (manchas del propio diente como pueden ser las producidas por tetraciclinas color gris a bandas o defectos de formación del esmalte y la dentina) y que requieren un tratamiento más complejo. Y, por otro, las extrínsecas, que pueden dividirse en 3 grupos: las producidas por hábitos y alimentos(tabaco, clorhexidina, café, té…), las tinciones metálicas producidas, por ejemplo, cuando se toman suplementos de hierro y las tinciones bacterianas, producidas por depósitos de ciertas bacterias que tenemos y que pueden dar lugar a diferentes coloraciones como amarillo (sarro), naranja, verde, negro… y cuyo tratamiento suele consistir en hacer una limpieza o tatrectomía.

Pero, entonces, ¿por qué hay personas que SÍ tienen los dientes perfectamente blancos? Sencillo: porque han conseguido ese color a través de procedimientos odontológicos como blanqueamientos, carillas o coronas.

Sustancias que manchan los dientes …

Como podrás imaginar, el correcto cuidado de la higiene bucodental influye mucho en que la coloración del esmalte sea uniforme y no se vea alterada por agentes externos.

Sin embargo, si los dientes se tornan excesivamente amarillos puede ser señal de que estás abusando de ciertos alimentos o sustancias que manchan los dientes.

Estas sustancias pueden ser colorantes o incoloras, pero susceptibles de algún tipo de reacción química que les de color, y suelen adherirse a la capa exterior del diente provocando tinciones. ¿Cuáles son? A continuación, te hablamos de 6 sustancias que manchan los dientes.

1. Café

A todos nos encanta empezar la mañana con una buena taza de esta bebida. Lo que pocos saben, es que el café contiene sustancias como los cromógenos (incoloros en sí mismos, pero capaces de reaccionar con el medio y adquirir color) y los taninos (los que le dan el color al café y que pueden quedar adheridos en los poros del esmalte) que son responsables de muchas manchas dentales.

2. El tabaco

Fumar es malo para la salud en general y también para la salud y la estética dental. La nicotina, el alquitrán y demás aditivos dejan un depósito oscuro y supremamente adherente que mancha muchísimo los dientes y que solo se puede eliminar completamente mediante una limpieza profesional. Además, el tabaco no solo tiñe los dientes, también provoca manchas en las encías, llamadas melanosis del fumador.

3. El té

Tiene unas características muy similares a las del café e incluso puede manchar mucho más en función del tipo de té que se consuma. El té negro, por ejemplo, contiene muchos más taninos y por eso tiende a teñir los dientes mucho más. Otras variedades, en cambio, si no están demasiado endulzadas, manchan en menor cantidad.

4. El vino

Es el gran acompañante de muchas de nuestras comidas y brindis, pero también el causante de muchas de las manchas de nuestros dientes. Los agentes cromógenos y los taninos del vino contribuyen a teñir los dientes, sobre todo si consumimos este producto diariamente. El vino tinto normalmente suele ser más agresivo a la hora de producir variaciones en el color del esmalte dental. Pero ojo, el vino blanco por su gran acidez puede producir erosión dental.

5. Los refrescos azucarados

¿Te encanta beber refrescos? Mucho ojo, porque tus dientes pueden estar sufriendo. Las bebidas carbonatadas, por sus altas concentraciones de azúcar y de ácidos(fosfórico, cítrico, tartárico, carbónico…), favorecen la erosión de la capa protectora de los dientes y, por tanto, facilitan la tinción. Además, su consumo habitual puede producir pérdida del esmalte, sensibilidad dental y más papeletas para sufrir de caries.

6. Los colutorios con clorhexidina

Si eres de los que acostumbra a usar colutorio al menos una vez al día, es recomendable que te compres uno que no tenga clorhexidina. Esta sustancia puede provocar la aparición de manchas y tinciones oscuras en los dientes cuando se utiliza de forma habitual. Además, recuerda: el colutorio siempre mejor si es recetado por tu dentista.

¿Nuestro consejo para evitar manchas? Consumir estas sustancias con moderación, mantener una correcta higiene oral y visitar al odontólogo con regularidad.// Teeth 22

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top