Los dientes no solo se mueven cuando niños, también ocurre en las personas adultas pero la diferencia es que esta última da señal de que algo no funciona bien en nuestra boca.

Parece que están fuertemente anclados a la mandíbula los dientes, pero no es así. Cada pieza dental está unida al hueso por un ligamento que se conoce como periodontal, y es precisamente esa ligereza la que permite a la ortodoncia colocarlos y alinearlos. Pero es de preocuparse cuando el movimiento de los dientes es inusual y ocurre sin ser inducido.

Además de la periodontitis, que es la causa más frecuente del movimiento de los dientes, hay otras como:Odontología en la UPEA

  • Traumatismos dentales: cuando sufrimos de un impacto en la boca se puede traducir en roturas parciales o totales de los dientes. Además está también el movimiento del diente por daños en el ligamento que lo sujeta.
  • Periodontitis: esta enfermedad, que es una infección causada por bacterias, puede provocar la pérdida de hueso alveolar y, por lo tanto, que los dientes bailen. El paso previo a la periodontitis suele ser la gingivitis–inflamación y enrojecimiento de las encías que suele ir acompañada de sangrado–, si no se detecta y se atiende en tiempo, se corre el riesgo de desarrollar una periodontitis que infecte el ligamento periodontal y por tanto se muevan los dientes
  • Malos hábitos: muchas veces nosotros mismos provocamos ese movimiento de los dientes cuando utilizamos los dientes como herramienta para imitar una pinza, hacer de tijera o incluso de sacacorchos. También se considera malos hábitos el bruxismo, que aunque se trate de un gesto involuntario es muy perjudicial para nuestros dientes.// Blog Dentista en tu Ciudad


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top