Estudiar veterinaria es un asunto que puede ser visto de manera muy romántica o incluso subestimado. Son muchas personas que hoy en día quieren estudiar veterinaria y cada vez son más las facultades de veterinaria que ofertan esta carrera, ya sea sola (MV) o en compañía de zootecnia (MVZ): medicina veterinaria y zootecnia.

En este artículo te expondré, desde mi punto de vista como veterinaria, todo lo que necesitas saber acerca de esta profesión para tomar un decisión bien informada, en caso de que la estés considerando para ti.

Antes que nada, ¿Cuál es la diferencia entre veterinaria y zootecnia?

La veterinaria (MV) se enfoca únicamente a la parte médica de los animales: conocer acerca de las enfermedades que afectan las diferentes especies y sus tratamientos o manejos. Existen facultades donde solo se ofrece veterinaria para estudiar únicamente la medicina de las diferentes especies.Medicina veterianria y zootecnia en la UPEA

La zootecnia se refiere a la producción animal, es decir; negocios pecuarios en los que los productos de comercialización tienen que ver con animales, por ejemplo: Ganaderías, porcícolas, avícolas, etc. También existen facultades donde solo se oferta zootecnia.

La medicina veterinaria y zootecnia (MVZ) es la combinación de ambas profesiones, pues obtienes los conocimientos necesarios para manejar tanto la parte médica como la de producción; lo cual resulta de ser de mucha utilidad cuando se trabaja en empresas pecuarias.

10 cosas que debes saber si quieres estudiar veterinaria o veterinaria con zootecnia

1. Estudias más que en medicina humana

Como estudiante de medicina humana que fui, pude notar la gran diferencia al estudiar las materias básicas de estas dos profesiones. No es lo mismo estudiar la Anatomía, Fisiología, farmacología y medicina interna en 5 especies completamente diferentes: Caninos, felinos, equinos, porcinos, aves y en menor medida fauna silvestre, que en una sola como la especie humana. Miremos a nivel de materias básicas algunos ejemplos y su importancia clínica:

5 Anatomías

Cada especie tiene su anatomía diferente, no solo externamente sino a nivel interno. La importancia en la práctica clínica del dominio de los conocimientos en anatomía se hace evidente a la hora de realizar cirugías en las distintas especies, manejos ortopédicos por traumas o lesiones de diferentes índoles. Sin embargo, miremos detalladamente por temas:

En osteología: Los accidentes óseos tienen variaciones significativas en cada especie, según la musculatura y anatomía respectiva; los cuales deben ser aprendidos durante el estudio de la carrera, de manera que puedan ser diferenciados los huesos de cada especie. También, en la práctica clínica es de crucial importancia conocer el número de vértebras en cada especie a la hora de identificar y tratar problemas en relación a traumas o afecciones en la zona que comprometan la médula espinal y por ende al sistema nervioso afectando el funcionamiento final de órganos y/o miembros.

En miología: Los músculos con orígenes, inserciones, irrigación e inervación cambian en cada especie, y debes memorizarlos de manera independiente si quieres pasar la asignatura de Anatomía animal en primer semestre. Esto es importante a la hora de tratar problemas musculo-esqueléticos en la práctica veterinaria de cada especie.

En sistemas circulatorios y linfáticos: La distribución arterial, venosa y linfática cambia en cada especie gracias a las variaciones de tamaño y anatómicas. Por ejemplo, en la práctica clínica es importante diferenciar por especie la importancia en la evaluación de ciertos nódulos linfáticos, los cuales son representativos a la evaluación en unas especies, mientras que en otras no; de igual forma es importante para el manejo de las enfermedades relacionadas a esta área.

A nivel de órganos internos: No todos los animales tienen la misma forma anatómica en sus órganos, existen desde grandes variaciones hasta variaciones pequeñas, que deben ser tenidas en cuenta a la hora de realizar cualquier cirugía y así poder diferenciar lo patológico de la anatomía normal propia de cada especie. Por ejemplo: Los estómagos de rumiantes como vacas, cabras y ovejas tienen una anatomía completamente distinta a la de especies monogástricas (de un solo estómago); el intestino de los equinos (caballos) es completamente distinto al de todas las otras especies y de igual manera el de las aves de corral.


5 Fisiologías

La fisiología explica el comportamiento interno a nivel molecular de los organismos vivos.  Aunque las bases celulares de fisiología son similares para todas las especies (incuida la especie humana), existen grandes diferencias en el funcionamiento de algunos sistemas en las distintas especies, sobretodo en los sistemas reproductor y digestivo. Los conocimientos en fisiología son importantes ya que son el referente a partir del cual se comprende la razón de ser del uso de ciertos medicamentos y el entendimiento de las patologías a partir de alteraciones fisiológicas.

5 Farmacologías

La farmacología es el manejo de fármacos o medicamentos para tratamientos preventivos o curativos. Como consecuencia de las variaciones de la fisiología de cada especie, la farmacología cambia en cada una de ellas. En la práctica clínica se debe tener mucha claridad acerca de qué fármacos no se pueden suministrar en ciertas especies y cuales si, también debes tener en cuenta que las dosis y el manejo de fármacos varían según la especie a tratar. Esta es una de las razones por la que la mayoría de veterinarios se enfocan en una sola especie o máximo 2 para ejercer su profesión (en caso de trabajar con animales).

5 Medicinas internas

La medicina interna es la aplicación e integración de todos los conocimientos de las materias básicas en la práctica clínica.  Ésta varía en función de las diferencias por especie de las materias anteriormente explicadas.

Zootecnia

Adicional a esto, cuando la veterinaria viene con zootecnia (MVZ), deberás aprender todo acerca de la producción de las diferentes especies (Cerdos, vacas, cabras, peces, etc), las cuales tienen un manejo distinto según la finalidad de la explotación. Ej: Leche, carne, huevos, lana, etc.

2. No trabajarás siempre con animales

No todos los veterinarios trabajan con animales. Existen diversos campos de acción en laboratorios de diversas áreas (patología clínica, bioquímica, reproducción animal, entre otras.), centros de investigación y desarrollo, universidades, etc. en los que no necesariamente estarás en contacto con animales, pero donde de forma indirecta tus acciones tendrán repercusión en ellos.

3. Algunas personas subestiman tu carrera

Muchas personas creerán que te la pasas acariciando mascotas, que es una carrera técnica o que incluso no hay que estudiar. Educar a las personas será parte de tu labor una vez ejerzas la profesión; con paciencia, profesionalismo y ejemplo de lo que un profesional en veterinaria significa.

Otras personas también pensarán que tu carrera es una obra de caridad, y que no debes cobrar por tus conocimientos, tratamientos, exámenes de laboratorio u otros, ya que asocian la ayuda a animales con un acto de generosidad que no debería obtener ganancia económica. Sin embargo no es tu responsabilidad ni labor salvar a todos los animales del mundo, necesitas retribuir tu trabajo e inversión en estudio con una vida digna y calidad de vida, para poder seguir ayudando animales y seguir contribuyendo con tu labor.

4. Debes estar dispuesto a manejar gente

Distinto a lo que algunos piensan (que solo manejarás animales), deberás manejar personas: ya sea propietarios de mascotas, propietarios de haciendas o granjas, etc.  Por ejemplo en la práctica clínica, es difícil lidiar con algunos propietarios de mascotas que no comprenden la importancia de la realización exámenes médicos complementarios para orientar el diagnóstico de su enfermedad, debido a un alza de los costos que esto representa, con lo cual creen que el veterinario cobra demás sin necesidad para ganar más dinero, cuando éstos exámenes tienen un valor independiente y la mayoría de veces se le cobra al veterinario también.  También existen casos donde las personas te llaman cuando el animal esta moribundo y quieres que hagas milagros cuando fue por su propia irresponsablidad dejarlos llegar hasta ese punto. En otros casos también sucede que a veces no realizan los tratamientos completos porque comienzan a ver mejoría y los suspenden lo cual generan resistencias a medicamentos y mayores problemas a largo plazo lo que pone en cuestionamiento tu reputación ante un error de ellos.  Por esta razón, educar a la gente con carácter pero con paciencia, siempre será parte de tu trabajo.

5. No necesariamente tienen que gustarte todos los animales.

Para estudiar veterinaria no necesariamente deben gustarte todos los animales, ya que es una carrera 100% médica, con las mismas materias de medicina humana cuando es solo veterinaria y con materias adicionales cuando está acompañada de zootecnia. Incluso las personas que son extremas en su amor a los animales pueden tener grandes conflictos personales a la hora de ejercer su profesión, al tratar con casos de animales muy enfermos, casos crueles o incluso realizar procedimientos de eutanasia o de sacrifico animal en producción. De igual forma algunas personas estudian veterinaria y/o zootecnia sólo porque les interesa una especie en particular y es a ella a la cual se dedican.

6. Diversos campos de acción

La veterinaria tiene más campos de acción de los que la gente usualmente conoce, algunos de ellos de gran impacto en la salud humana. No todos los campos de acción son en clínicas veterinarias ni con mascotas como popularmente se asocia.

7. Gratificación personal

Cuando ayudas a un animal o ves su progreso gracias a tus acciones y dedicación, luego de haberlo visto en malas condiciones, sientes alivio y satisfacción personal. No solo se trata de ver a un animal que retorna a su salud con una actitud alegre, sino también el impacto positivo que se desencadena en la personas propietarias de estos animales, cuando éstos  representan mucho en sus vidas sentimentales, ya que muchas de estos clientes son personas solitarias o apegadas a sus animales domésticos; y una persona alegre es sana para una sociedad.  Por esta razón, el impacto positivo que generas es mucho más grande de lo que cualquiera imaginaría.

8. Define tu especialidad veterinaria a seguir

Es aconsejable que te definas por un área de especialidad  o especie en particular, ya que son tan amplios los campos de acción de la veterinaria que es muy difícil que puedas dedicarle a todo. Un veterinario genérico puede tener menos demanda que uno especializado en algo definido y éste último genera mayor confianza.

Para esto, debes conocer las áreas de especialidad en veterinaria en las que te podrías desempeñarte una vez culmines tu profesión.

Adicional a esto, es muy importante que hoy en día los profesionales vayan un poco mas allá de lo tradicional, que sean “multifacéticos” para que puedan expandir los campos de acción de la profesión, al ejercer en el área de su elección con  innovación o con miras al emprendimiento.

9. Competencia desleal

Jamas debes hablar mal de un colega, ya que debes tener presente que muchos de los propietarios dicen mentiras cuando han acudido previamente a otro profesional y estos clientes son los primeros de los que deberías desconfiar; muchas veces no realizaron los tratamientos como se les indicó, no han esperado a que responda el paciente a la medicación o han acudido en circunstancias donde ya no había mucho que hacer. No debe seguir el juego sucio de desprestigiar la labor de otro colega independiente de lo que te diga un cliente propietario de mascotas o en granjas, ya que así como le sucede a otro te podría pasar lo mismo a ti, así hagas las cosas bien.

Por esta razón, antes de considerar hablar mal de un colega ten la seguridad que éste hizo lo mejor que pudo basándose en su propio análisis según la información suministrada por los propietarios; desprestigiar a otros es una mal  hábito que debe ser erradicado de nuestra profesión. De lo contrario, si unimos nuestros esfuerzos y experiencias de diferentes áreas, podemos lograr mucho más de lo que cada uno haría por su propia cuenta.

10. Educar a las personas.

Siempre será tu labor educar a las personas, no solo en la parte médica, sino también en manejo de los animales, dar indicaciones extremadamente detalladas para el suministro de medicamentos, porque aunque para ti sean muy obvias o de sentido común, el omitir algún mínimo detalle puede significar graves errores de los propietarios que llevan a la no mejoría de tus pacientes cuando no están bajo tu supervisión.

También es la labor de todo el gremio veterinario educar a la población general acerca de lo que significa nuestra profesión; los veterinarios son MÉDICOS y deben ser tratados como tal, con el mismo respeto y admiración que los médicos de la medicina humana.

Finalmente, estudiar veterinaria o veterinaria y zootecnia es una decisión de por vida que debe ser tomada muy en serio pues representa mucho más de lo que inicialmente se cree antes de elegir esta gran profesión.// MedVetSite

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top