¿Cómo te sientes contigo mismo? ¿Te valoras como persona? Cuando hablamos de autoestima nos referimos a nuestra capacidad de reconocer y apreciar nuestro propio valor, se trata de nuestra “imagen personal”, el “cuánto nos gustamos a nosotros mismos”.

Si nos sentimos cómodos con lo que somos, con la vida que hemos construido, con nuestros logros y también nuestras debilidades, es más fácil alcanzar las nuevas metas que nos marquemos en el futuro.

¿Qué persona ves cuando te miras al espejo? ¿Eras así lo que imaginabas años atrás? Auto observarnos es un acto incómodo, a la par que importante para definir construir nuestra auto imagen. Te puede resultar algo etéreo cuando piensas en ti mismo pero, ¿no te gustaría que tus hijos tuviesen una fuerte confianza en sí mismos? ¿Ayudarles a que su autoestima se mantenga en valores altos?Psicología en la UPEA

De esto precisamente trata la técnica del espejo. Un método basado en la observación personal de cada uno frente a un espejo, destinada a mejorar nuestro autoconcepto y autoestima.

De hecho, es fácil si usamos este juego de preguntas y respuestas para realizar esa necesaria introspección en nosotros.

  • ¿Cuándo te miras en el espejo te ves guapo/a?
  • ¿Piensas que tienes cosas buenas que aportar a los demás? ¿Cuáles son?
  • ¿Crees que les gustas a tus amigos, familiares  y compañeros de trabajo tal y como eres?
  • ¿Qué cambiarías de tu apariencia?
  • Cuando te sientes y te ves bien, ¿te sientes más seguro de ti mismo?
  • ¿Qué ves en el espejo?
  • ¿Cómo es la persona que te mira desde el espejo?
  • ¿Lo conoces?
  • ¿Qué cosas buenas tiene esa persona?
  • ¿Qué cosas malas tiene quien te mira desde el espejo?
  • ¿Qué es lo que más te gusta de esa persona?
  • ¿Cambiarías algo de la persona del espejo?

Valora tus puntos fuertes, no refuerces los débiles

La técnica del espejo busca que valores todos los aspectos positivos que hayas observado en esa “conversación”. Es el momento de hacer un esfuerzo para apreciar lo bueno que tiene tu persona, aprender a querer tus riquezas, que no son pocas cuando aprender a verlas.

Con este método vas a encontrar cantidad de cualidades positivas en ti que otros ya perciben y que tú mismo no quieres ver, con lo que pasas a infravalorarte.

La autoestima no es algo que cambia de la noche a la mañana. Necesita que la trabajemos de forma habitual, de crear hábitos que nos ayuden a sentirnos mejor, de apostar por las cosas que sabemos hacer y nos gustan para que formen parte de nuestra rutina.

Lista esas acciones que te gusta hacer. Las aficiones, los momentos del día que te proporcionan felicidad.

Desarrolla tus habilidades. Luchar contra los elementos es un desgaste. No todos sabemos hacer de todo, ni podemos, ni debemos. Pero ¿Por qué no desarrollas ese don que te ha dado la vida? Te hará sentirte seguro, útil para los demás, valorado, querido, solicitado.

Se aprende de los errores, pero también de los aciertos. Abandona esa idea que del fracaso es de lo que más se aprende. Sí, evidentemente alguna lección queda. Pero ¿te has parado a pensar todo lo que te dejan tus aciertos? Repítelos, mejóralos, ponlos en práctica de forma más habitual.// Siquia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son importantes para nosotros. Revisamos todos los comentarios y los respondemos.

EVITA COMENTAR COMO "ANÓNIMO", PORQUE NO RESPONDEREMOS TU COMENTARIO. Con poner tu nombre basta.

 
Top