Les parecerá raro que escriba sobre este tema en vez de política pública de convivencia y seguridad ciudadana, sin embargo, la sociología es una disciplina también relacionada con el amor. ¿Qué es el amor? ¿Por qué tiene importancia en nuestra existencia? ¿En nuestra sociedad quién nos dice que es el amor? Darle una lectura al amor desde la sociología es necesaria porque tiene algunas dimensiones de análisis social. Para muchos el amor es algo mágico e inexplicable. Es común escuchar mujeres o varones que afirman sentir “aleteos en el estómago”, es tener “sentimientos inigualables de felicidad extrema y a veces indescriptibles” o hablan de “realización con tu pareja”, todo esto tiene explicaciones a través de la sociología y honestamente deconstruye toda idealización de amor.

Se postulan tres teorías en la sociología que explican el amor. Para empezar, la sociología en términos muy sencillos, es la ciencia social que se encarga de explicar la estructura y el funcionamiento de la sociedad y sus relaciones. El amor es parte de una relación social. Al respecto surgen las preguntas siguientes: ¿Acaso hay que estar listo(a) para apuntarse en una relación amorosa? ¿Hasta qué punto tener dinero o un entorno que permita, o no una relación amorosa, es decisiva para su realización?

Un primer enfoque de abordaje para contestar dichas preguntas es analizar la dimensión estructural. Veamos un ejemplo: ¿alguna vez has sentido que no estás listo porque, en la relación amorosa, las normas, las instituciones, las reglas, los recursos económicos y las condiciones, ya sea porque no tienes dinero o porque tu entorno no te lo permite lo impiden? Si es así, existe una corriente sociológica denominada estructuralista, y a través de ella, se puede explicar cómo influyen las normas, las instituciones, las reglas, los recursos y las condiciones que obstaculizan que dos, tres o más individuos se relacionen amorosamente.Sociología en la UPEA

Al conjunto de estas condiciones se les define como socioestructurales, y es dicha estructura la que permite que el amor suceda o no. ¿No tienes dinero para salir avante o no tienes dinero para comprar lo que hace favorable la relación amorosa? En este aspecto, desde el ángulo estructuralista se puede explicar si las condiciones socioeconómicas que existen afectan la relación amorosa.

Otro ejemplo, piensa en una pareja gay en un país musulmán, tipo Irán o en Honduras en donde la homosexualidad es criminalizada. En estos casos, las normas no permiten que dos individuos se amen libremente, es decir no hay condiciones como normas o leyes que lo permitan.

Enfocar la dimensión cultural es otra postura. Esta plantea que el amor no es otra cosa que representaciones, símbolos predeterminados e inventados por la sociedad o conjunto de individuos. Así que no hay tal el o la original, pues hasta la palabra “te amo” es una preconstrucción social para expresar eso que llamamos amor. Es decir, en algún momento, individuos de la sociedad desconocidos convinieron que para expresar amor había que decir “te amo”, “I love you”, “Je t’aime”, y así en miles de idiomas y lenguas. El sociólogo Niklas Luhmann (medio nazi, pero muy famoso), explica que el amor es cuestión semántica y que deja huella en los individuos.

Cada preconstrucción es diferente en cada sociedad y, por ende, en cada país. Por ejemplo, ¿encuentras una viuda de 41 y con hijos y no está casada y piensa que se quedó a vestir santos. Pues para el sociólogo, el matrimonio es una preconstrucción cultural, en especial si alguien te presiona para que lo hagas. En Honduras, desconozco a qué edad se casan los hombres o si se casan más tarde que las mujeres. Habrá que indagar el porcentaje de los hombres según grupo de edad que están solteros de entre 15 a 25 años y el de mujeres.

La tercera postura es la que ve el amor a través de relaciones recíprocas. En esta dimensión de la interacción (la más libre de todas), el amor es el vínculo entre individuos, y todo lo que se produce a través de él. El amor se resuelve a través de relaciones recíprocas o de conflicto en búsqueda del vínculo. En este sentido, el padre de la sociología, Emile Durkheim, explica que el amor surge de la relación entre individuos (y no por la cultura o por la estructura). Así que, el amor, al ser una decisión individual, puede tener representaciones tanto de pareja homosexual, heterosexual, o bien, triadas, poli-amor, transexuales y todas las formas de amor que puedan existir.

La existencia del amor, sus formas y expresiones pueden tener explicaciones desde la perspectiva sociológica, así que piensa dos veces antes de decir que el amor es inexplicable.// La Tribuno


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top