¿Te sabes manejar en diferentes registros?

Hoy te vamos a enseñar en qué consisten los niveles de la conversación.

Los aspectos a trabajar, a la hora de desarrollar las habilidades sociales en una persona, pueden ser muy variadas, y no siempre se ciñen a la superación de la vergüenza, el miedo o la timidez.Psicología en la UPEA

Uno de los aspectos clave, tiene que ver con el manejo de la persona en registros de comunicación diferente, a los que vamos a denominar niveles de la comunicación.

Como veis en la imagen, las variables personal-impersonal y superficial-transcendente generan 4 cuadrantes: el cuadrante banal, el superfluo, el técnico y el profundo.

Cuál sería entonces el cuadrante clave o más importante? En nuestros talleres, los alumnos nos suelen señalar el cuadrante profundo, pero no, la respuesta es: ¡todos son importantes!

Por tanto, la clave está en entrenarse y practicar en los diferentes registros, superando la evitación o huida de alguno de ellos, ya sea por vergüenza, pereza o miedos.

Registros banal y superfluo

Se trata de un nivel superficial. Va desde hablar del tiempo, hacer preguntas sencillas de romper el hielo, hablar de preferencias, gustos o cuestiones poco transcendentes. Estos registros ayudan a iniciar los temas y a generar una conexión, sobre todo cuando no conocemos a la persona. También eliminan la presión de tener que decir algo complejo o elaborado, y facilitan la participación de terceros. Un exceso de estos registros genera interacciones aburridas y poco motivantes.

Registro técnico

Es un nivel transcendente donde las emociones las dejamos ocultas, pero tocamos temas importantes para nosotros, que nos motivan, dan significado o dominamos, como por ejemplo temas laborales (véase por ejemplo las jergas de ciertos gremios, como médicos o informáticos), hablar de arte, política, historia, o de alguna temática en profundidad desde un punto de vista técnico. En este nivel, las personas pueden compartir un tema que les interese, contrastar opiniones, profundizar en él, discutir, discrepar. Favorecen el aprendizaje y generan motivación e interés si suponen conversaciones enriquecedoras. Manejarse demasiado desde lo técnico, puede dificultar el acceso a la parte más auténtica de la persona, que veremos en el siguiente registro.

Registro profundo

Se trata del nivel personal y transcendente al tiempo. Dentro de este cajón podríamos meter aspectos íntimos de una persona, como su dificultad ante las relaciones sociales, un problema laboral o familiar, algún tema que viva con pasión y le guste compartir, recuerdos de la infancia, experiencias personales, aprendizajes a nivel emocional o de crecimiento personal... Desde este nivel se pueden crear relaciones muy ricas entre personas, estableciendo una conexión más íntima y especial. Son importantes las habilidades de escucha activa, empatía y expresión emocional. Personas que se manejen demasiado desde el nivel profundo, o con problemáticas para manejarse en otros registros, pueden verse frustrados en la búsqueda constante de intimidad, perderse nuevas relaciones interesantes o resultar muy invasivos o intensos cuando entrar en este nivel no proceda (por el contexto, el tipo de grupo o el momento concreto).

Y… ¿tú?,¿cuál es el registro que necesitas practicar?// Grupo Crece



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top