Hemos hablado muchas veces de la importancia de la higiene dental y de cuáles son las claves para realizarla correctamente, incluyendo el modo adecuado de usar el cepillo, la seda dental y el enjuague bucal. Mantener unas rutinas de higiene apropiadas no solo nos garantizan una boca limpia sino también sana y libre de afecciones bucales.

Esto así aún más en los casos de persona que utilizan la ortodoncia fija y brackets. Dada las características de estos correctores, es más que habitual que los restos de comida y otros residuos tiendan a acumularse y sea bastante complicado mantenerlos limpios.

Precisamente por este motivo, existen los cepillos interproximales, unos cepillos especiales para que las personas que llevan ortodoncia puedan acceder a todos los pequeños huecos y espacios.Odontología en la UPEA

Cómo usar el cepillo interproximal para limpiar la ortodoncia

Es bastante más habitual de lo que debería, encontrarnos con pacientes que utilizan brackets que desarrollan caries e incluso algunas enfermedades periodontales y esto se debe sobre todo a una higiene dental deficiente.

Aunque realicemos con precisión y el ya conocido proceso de cepillar los dientes, pasar el hilo dental y enjuagar con colutorio tres veces al día, es importante no olvidarse de la ortodoncia. Como ya hemos comentado, el cepillo interproximal nos va a ayudar a llegar a aquellas zonas a las que no podemos llegar con la rutina cotidiana.

Por ello, se recomienda usar el cepillo interproximal al menos una vez al día después del cepillado, y mejor si es por la noche, antes de irnos a dormir.

Estos cepillos tienen un tamaño mucho menor, y cuentan con unos filamentos muy fino y un cabezal muy flexible, que facilitan enormemente el acceso a los espacios entre los dientes y entre estos y el corrector.

La mejor manera de usar el cepillo interproximal es introduciéndolo desde abajo hacia arriba, por debajo del alambre que sirve para unir los brackets, accediendo así a cada uno de los lados de las sujeciones. Hazlo siempre con movimientos suaves y delicados, para no dañar el esmalte ni los labios.

Una vez hayas hecho esto por cada uno de los brackets tan solo queda enjuagar la boca. Puedes hacerlo solo con agua o utilizando tu enjuague bucal habitual.// PCM


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita

 
Top